AFP internacional

La cúpula de la bomba atómica en el parque memorial de la paz, el 7 de febrero de 2010 en Hiroshima. El presidente estadounidense, Barack Obama, será el primer presidente en ejercicio en visitar la ciudad

(afp_tickers)

El anunciado viaje a Hiroshima del presidente de EEUU, Barack Obama, es una oportunidad para reavivar el debate sobre el desarme nuclear en el mundo, afirmaron este miércoles las autoridades de la ciudad japonesa.

Obama podrá percibir personalmente el impacto que tuvo el bombardeo nuclear de 1945 en la ciudad, explicaron esas fuentes oficiales. Se convertirá así, el 27 de mayo, en el primer presidente estadounidense en ejercicio en visitar Hiroshima, anunció el martes la Casa Blanca, que precisó que el objetivo no es presentar excusas por una decisión tomada por su antecesor Harry Truman hace 71 años, en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

Obama, que viajará a Japón para una cumbre del G7, visitará el lugar donde se produjo el primer bombardeo nuclear de la historia acompañado del primer ministro japonés, Shinzo Abe. "Espero que aquí, en Hiroshima, Obama proponga medidas concretas hacia un mundo sin armas nucleares", declaró la alcaldesa de Hiroshima, Kazumi Matsui.

Aproximadamente 140.000 personas murieron a causa de la bomba nuclear que lanzó un aparato estadounidense el 6 de agosto de 1945 a las 08H15 locales. Decenas de millares murieron por el estallido de la bola de fuego y otros a causa de las heridas y enfermedades provocadas por las radiaciones en las semanas, meses y años posteriores.

Una gran parte de la ciudad y una gran parte de las instalaciones militares e industriales fueron arrasados por la explosión. Una segunda bomba golpeó Nagasaki (sur) tres días más tarde y mató a 74.000 personas.

Hidehiko Yuzaki, gobernador de la prefectura de Hiroshima, dijo a la prensa que esperaba que Obama viera "la realidad del mal que hizo la bomba a la gente de aquí y se fuera con una comprensión profunda de la extensión de las secuelas". Aunque puede que los supervivientes de este ataque esperen excusas formales, la cuestión esencial es que "la Humanidad no experimente jamás una cosa parecida", añadió.

afp_tickers

 AFP internacional