AFP internacional

Los presidentes de Francia, François Hollande (i), y Egipto, Abdel Fatah al Sisi, pasan revista a la guardia de honor el 17 de abril en el Palacio Al Quba de El Cairo

(afp_tickers)

El presidente francés, François Hollande, dijo el domingo durante su visita a El Cairo que la lucha antiterrorista debe respetar los derechos humanos, un tema que dominó la gira y que generó molestia a su homólogo egipcio, Abdel Fatah al Sisi.

La visita, que estaba proyectada como un encuentro centrado en el tema de la seguridad en Oriente Medio y con un fuerte cariz comercial, terminó dominado por las cuestiones relativas a los derechos humanos, que ocuparon casi todo el espacio durante la rueda de prensa.

Hollande aterrizó en el aeropuerto de El Cairo a media tarde procedente de Líbano, su primera etapa de la gira de cuatro días en Oriente Medio, y fue recibido por Sisi, que lo abrazó tras bajar del avión.

El entorno del presidente francés había señalado que el tema de los derechos humanos iba a ser evocado de una manera "discreta y eficaz", pero finalmente emergió por encima de los acuerdos comerciales y los temas de seguridad.

Luchar contra el terrorismo "requiere firmeza, pero también que haya un Estado, una estado de derechos, este es el sentido que Francia entiende cuando habla del tema de los derechos humanos. Los derechos humanos, no son una limitante, también son una forma de luchar contra el terrorismo", declaró Hollande.

Antes de iniciar la gira, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW) reprocharon a París el "silencio ensordecedor" respecto a las violaciones de los derechos humanos del régimen egipcio. Estas ONG denuncian la "gravedad de la represión contra la sociedad civil, que se paga con un aumento vertiginoso de la práctica de la tortura, encarcelaciones abusivas, desapariciones forzadas y una violencia (...) sin precedentes en la historia reciente de Egipto".

Hollande también dijo que había hablado con su homólogo egipcio sobre los "temas más sensibles", como los casos del francés Eric Lang y del italiano Giulio Regeni, ciudadanos europeos asesinados en el país. Lang murió en su celda tras haber sido arrestado por la policía, asesinado por otros presos, estableció la Fiscalía, mientras que Regeni, que realizaba investigaciones sobre el movimiento obrero para un doctorado, fue encontrado muerto con signos de tortura tras haber estado desaparecido. La prensa italiana y círculos diplomáticos aseguran que fue asesinado por unos miembros de los servicios de seguridad, una versión que Egipto niega.

"La región en la que vivimos es una región muy turbulenta, señor presidente. Las normas en Europa, que está en la cumbre del progreso y de la civilización, no pueden aplicarse en la situación que vive nuestra región, especialmente Egipto", dijo Sisi.

- Acuerdos comerciales -

En la agenda también estaban temas de seguridad como el conflicto israelo-palestino, la guerra en Siria, la tensión en Libia y la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

Al mismo tiempo, la visita de Hollande tiene un carácter comercial y durante el primer día de la gira se firmaron 18 acuerdos y protocolos, entre otros una concesión para extender una línea del metro de El Cairo, otorgado a Vinci y Bouygues por 1.200 millones de euros (1.350 millones de dólares).

El presidente viajó acompañado por unos 30 dirigentes de grandes y pequeñas empresas que participarán en un "foro de negocios" franco-egipcio.

Está previsto que este lunes se anuncien nuevos acuerdos.

Francia manifestó rápidamente su apoyo a Sisi, tras la destitución en 2013 del presidente islamista Mohamed Mursi. Desde entonces, el poder reprime de forma muy violenta cualquier tipo de oposición.

afp_tickers

 AFP internacional