AFP internacional

Un empleado de Honda Motor limpia un vehículo en un concesionario en Tokio el 29 de enero de 2016

(afp_tickers)

El fabricante japonés de coches Honda confirmó que la explosión de un airbag de la empresa nipona Takata causó el fallecimiento de un conductor de uno de sus vehículos a finales de marzo en Estados Unidos, el 10º caso mortal en este país.

La víctima es una adolescente de 17 años, según las informaciones de la prensa.

"En una inspección efectuada hoy (...), Honda confirmó que el inflador del airbag Takata del conductor de un Honda Civic de 2002 estalló en un accidente ocurrido el 31 de marzo en Texas, causando la muerte trágica del automovilista", explicó el grupo en un comunicado de su filial norteamericana.

A día de hoy, se trata del décimo accidente mortal debido a un airbag de Takata confirmado en Estados Unidos. A nivel mundial, ha habido 11 casos fatales.

Ante esto ha habido llamamientos masivos a revisión, que afectaron a unos 50 millones de vehículos en todo el mundo.

afp_tickers

 AFP internacional