AFP internacional

Imagen difundida por Werayat Tarablos el 18 de febrero de 2015 que muestra a miembros del grupo yihadista Estado Islámico desfilando en una calle de la ciudad libia de Sirte

(afp_tickers)

Human Rights Watch (HRW) acusó este miércoles al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de ejecutar a 49 personas extrajudicialmente en Sirte, su bastión en Libia, añadiendo que estas muertes constituyen crímenes de guerra.

El EI somete a la población de esta ciudad costera del oeste de Libia a una "dura prueba" desde su llegada a finales de 2014, en especial desviando comida, medicamentos, carburante y dinero, denunció la ONG.

El grupo yihadista decapitó o disparó a 49 personas por presuntos crímenes de blasfemia, brujería y espionaje, afirmó HRW en su informe de 41 páginas. La ONG entrevistó a 45 habitantes que huyeron de Sirte para refugiarse en la ciudad costera de Misrata, a 240 kilómetros al oeste.

"Los habitantes de Sirte evocan escenas de horror como decapitaciones públicas, cadáveres con uniformes naranjas colgados de andamios como 'crucificados' y hombres sacados de sus camas en plena noche por combatientes enmascarados", indicó el informe. "Cuentan que la policía de la moral, ayudada por informadores, patrulla por las calles, amenazando, castigando e impartiendo latigazos a los hombres que fuman, que escuchan música o cuyas mujeres o hermanas no llevan la 'abaya' negra (vestido largo amplio y con vuelo)", añadió.

Más de dos tercios de los 80.000 habitantes de la ciudad huyeron tras la llegada del EI, según el documento.

Las 49 ejecuciones de Sirte fueron precedidas de "juicios en gran parte secretos burlando las normas básicas internacionales relativas a la imparcialidad de los procesos", estimó HRW.

El grupo yihadista, activo en Siria y en Irak, aprovechó el caos establecido en Libia desde la revuelta que puso fin a la dictadura de Gadafi en 2011 para implantarse en este rico y gran país petrolero.

Según fuentes francesas y estadounidense, el EI tiene entre 3.000 y 5.000 combatientes en el país, extranjeros en su mayoría.

afp_tickers

 AFP internacional