AFP internacional

Imagen tomada el 1 de septiembre de 2016 desde la localidad fronteriza turca de Karkamis que muestra el otro lado de la frontera, la localidad siria de Jarablos, durante la operación turca en el país

(afp_tickers)

Una coalición de rebeldes y de yihadistas avanzó rápidamente esta semana en la provincia de Hama, en el centro de Siria, ampliamente controlada por el régimen, y se apoderó de una serie de localidades, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El 29 de agosto, grupos insurgentes junto a yihadistas, entre ellos el influyente Jund al Aqsa, lanzaron una ofensiva para conquistar el aeropuerto de Hama, de donde despegan los helicópteros militares del régimen.

"Están a unos 10 kilómetros del aeropuerto de Hama", al oeste de la cuarta ciudad de Siria, informó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Los rebeldes, apoyados por los yihadistas, "se apoderaron en tres días de al menos 13 pueblos y localidades, sobre todo en el norte de la provincia, como Halfaya, Tibet al Imam y Suran", según Abdel Rahman. Están también muy cerca de Mahrada, una localidad cristiana al norte de la ciudad de Hama.

"Los combates hacen estragos y al menos 25 civiles, entre ellos niños, murieron en los intensos ataques de esta mañana en las zonas tomadas" por los rebeldes, precisó.

Los rebeldes "quieren sobre todo tomar el control del aeropuerto de Hama porque es de allí de donde salen los helicópteros que bombardean sus posiciones en Alepo y en otras provincias", añade el responsable de la oenegé.

En la ciudad de Hama, como en la mayoría de ciudades del país, se organizaron en 2011 numerosas manifestaciones contra el régimen, que fueron duramente reprimidas. En los años 1980, el régimen del padre de Bashar al Asad, Hafez, también hizo todo lo posible para sofocar en la región una rebelión de los Hermanos Musulmanes en la que murieron miles de personas.

afp_tickers

 AFP internacional