AFP internacional

Niñas sirias sostienen carteles en la localidad siria de Daraya, al suroeste de Damasco, el 1 de junio de 2016

(afp_tickers)

Un convoy de ayuda con alimentos entró el jueves por la noche a Daraya por primera vez desde el inicio del asedio en 2012 por el régimen sirio de esta ciudad rebelde situada cerca de Damasco, anunció a la AFP un responsable de la Media Luna Roja.

"Nueve camiones están actualmente descargando en Daraya. Contienen ayuda alimentaria, alimentos secos y bultos de harina, ayuda no alimentaria, así como ayuda médica", afirmó Tammam Mehrez, director de operaciones de la Media Luna Roja siria.

Precisó que la ayuda alimentaria es suficiente "para un mes", sin precisar el número de personas o familias que se beneficiarán.

Más temprano, la Media Luna Roja había anunciado que la operación se realizaba en cooperación con la ONU.

El Consejo local de Daraya, en manos de los rebeldes, colgó un video que muestra según él vehículos de la ONU en el momento de entrar en Daraya al anochecer.

Bastión rebelde altamente simbólica, Daraya fue una de las primeras ciudades en rebelarse contra el régimen en 2012, y una de las primeras en ser rodeada y asediada.

Unas 8.000 personas viven todavía en esta ciudad situada unos 10 km al suroeste de la capital. Numerosas personas sufren graves penurias y malnutrición, según la ONU y oenegés internacionales.

El 1 de junio, un convoy de ayuda humanitaria entró por primera vez desde 2012, pero sin alimentos, ante la desesperación de la población hambrienta.

"No eran muchos los habitantes que esperaban el convoy porque ya no creían más en las promesas", afirmó a la AFP un militante de la ciudad Shadi Matar contactado por Facebook.

"Con los bombardeos de la ciudad (por el régimen) la gente ya no se atreve a salir y juntarse", añadió.

Pero, señaló, las "incursiones bajaron de intensidad hoy poco antes de la llegada del convoy por la noche".

La descarga de los camiones seguía en las cocheras del Consejo local y en la oficina de ayuda de la ciudad.

Según el militante, "los alimentos no llegan para todos los habitantes asediados". "Nos informaron de que se trata de una parte de las ayudas".

La entrada de ayuda se produjo unas horas después del anuncio por el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, de que el Gobierno sirio autorizó a la ONU el envío de ayuda por carretera en junio a las 19 ciudades sirias asediadas.

El Gobierno de Damasco se negó siempre a dejar entrar ayuda en Daraya y lo autorizó en otras localidades. El régimen intenta recuperar desde hace cuatro años esta ciudad situada muy cerca de la base aérea de Mazzé, sede de los servicios de información de las fuerzas aéreas y de su cárcel.

Las Naciones Unidas consideran que unas 592.700 personas viven en 19 zonas o localidades asediadas.

En una de las ciudades más afectadas, Madaya, donde más de 40.000 personas viven asediadas desde hace meses, 46 personas han muerto de hambre entre el 1 de diciembre de 2015 y finales de enero de 2016, según Médicos sin Fronteras (MSF).

El mes pasado, los 20 países y organizaciones del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (GISS) fijaron el 1 de junio como último plazo para que los convoyes pudieran acceder a las ciudades asediadas. Si no, la ONU lanzaría la comida desde el aire.

Pero el viernes pasado, la ONU anunció finalmente que amplió el plazo hasta el 10 de junio.

Desde el principio de la revuelta contra el régimen de Damasco en marzo de 2011, la guerra ha dejado más de 280.000 muertos y desplazado a millones de personas. La tregua se rompe regularmente desde finales de abril y las negociaciones de paz se encuentran en punto muerto.

afp_tickers

 AFP internacional