AFP internacional

El fiscal adjunto de Egipto Mostafa Suleiman en una rueda de prensa en El Cairo el 9 de abril de 2016

(afp_tickers)

La fiscalía egipcia consideró el sábado "inconstitucional" la demanda de Italia de acceder a miles de registros de llamadas telefónicas en relación con la investigación sobre la muerte del estudiante Giulio Regeni, brutalmente asesinado en El Cairo.

El fiscal adjunto Mostafa Suleiman resaltó en rueda de prensa que Italia había formulado esa demanda durante una reunión la semana pasada en Roma para evaluar el avance de la investigación.

Según Suleiman, los investigadores italianos pidieron los registros de llamadas de "todos los abonados en la zona donde (Regeni) vivía, en la que desapareció y donde su cuerpo fue hallado".

Eso podría significar hasta un millón de registros, según el procurador adjunto.

"Esa demanda viola la Constitución egipcia y podría constituir una infracción" añadió Suleiman.

La delegación egipcia presente en Roma rehusó categóricamente la demanda de los investigadores italianos, precisó esa misma fuente.

- Muerto con signos de tortura -

Los investigadores italianos, siempre según Suleiman, han pedido las grabaciones de las cámaras de vigilancia, que se borran automáticamente, aunque indicó que El Cairo podría obtener un programa para recuperar esas imágenes.

Italia anunció el viernes que llamó a consultas a su embajador en El Cairo para protestar por la falta de avances en la investigación.

Secuestrado el 25 de enero en El Cairo, Giulio Regeni, de 28 años, fue hallado muerto 10 días después en una zanja con signos de tortura.

Las autoridades egipcias indicaron que todavía estaban investigando la posibilidad de que Regeni fuera secuestrado por una banda criminal especializada en robar a extranjeros, cuyos miembros fueron abatidos en un tiroteo contra la policía el mes pasado.

afp_tickers

 AFP internacional