AFP internacional

Un hombre llena el depósito de un automóvil el 28 de diciembre de 2015 en una gasolinera de Yedá, en Arabia Saudí

(afp_tickers)

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) prevé un reequilibrio del mercado petrolero en el segundo semestre, gracias a la reducción de la producción estadounidense de petróleo de esquisto, según su informe mensual publicado este jueves.

"Desde hace varios meses, anticipamos en este informe un aumento sostenido de la demanda de petróleo y una caída de la oferta no OPEP. Este escenario está tomando cuerpo, y el mercado petrolero parece estar acercándose al equilibrio en la segunda mitad de este año", indica la AIE.

Tras los mínimos alcanzados en enero, por debajo de los 30 dólares el barril, las cotizaciones del petróleo se han revigorizado, por encima de los 40 dólares estos días. El mercado parece optimista antes de la reunión de productores del domingo en Doha, donde quieren estabilizar una producción actualmente excedentaria.

La AIE advierte no obstante que en caso de decidirse un congelamiento de la producción en esa reunión, "el impacto en el suministro físico de petróleo sería limitado".

Según la agencia, el reequilibrio del mercado se verá más bien propiciado por la caída de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos, uno de los principales países productores, que estará ausente en la reunión de Doha.

En dicho encuentro sí que estarán Rusia, otro gran productor, y la mayoría de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), empezando por Arabia Saudita, su mayor productor.

En marzo, los países no miembros del cártel extrajeron 56,8 millones de barriles diarios, es decir 180.000 menos que el mes anterior, y sobre todo 690.000 bd menos que el mismo mes del año anterior.

"Hay señales de que se está acelerando la esperada caída de la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos", indicó la AIE, que representa los intereses de los países consumidores y tiene su sede en París.

En el conjunto del año, se espera que la oferta de los países no OPEP se reduzca en 710.000 bd respecto a 2015, para quedar en una producción de 57 mbd. De esa caída, se espera que 480.000 bd correspondan a Estados Unidos.

El mes pasado, los países miembros de la OPEP produjeron 32,47 mbd, en ligero repliegue de 90.000 bd. La oferta iraní, en aumento desde el levantamiento en enero de las sanciones internacionales, compensó los problemas de suministro en Nigeria, Irak y Emiratos Árabes Unidos.

La producción iraní ha aumentado en casi 400.000 bd desde el levantamiento de dichas sanciones, aunque "el ritmo de su regreso al mercado es más comedido de lo que algunos esperaban", puntualiza la AIE.

En paralelo, la AIE mantuvo sus previsiones de demanda mundial de oro negro, que se espera crezca en 1,2 mbd este año, para alcanzar 95,9 mbd.

Dicho aumento supone una ralentización respecto al incremento de 1,8 mbd registrado en 2015, a causa de una demanda menos vigorosa en Europa, China y EEUU. Según la agencia energética, India podría arrebatarle a China el papel de motor principal del crecimiento del consumo en el mundo

afp_tickers

 AFP internacional