AFP internacional

La sede de la Reserva Federal en Washington

(afp_tickers)

La mayoría de las regiones de Estados Unidos tuvieron un crecimiento apenas modesto en el período abril-mayo, con un opaco gasto de los consumidores, según el Libro Beige de la Reserva Federal (Fed) divulgado este miércoles.

No obstante, el informe advierte de que la perspectiva es "generalmente optimista" en muchas regiones y el mercado laboral está más fuerte, lo cual es un dato positivo para el aumento de los salarios.

El informe sobre la actividad económica en las 12 regiones de la Fed (banco central) le servirá para medir la salud de la economía estadounidense a la hora de decidir si opta por endurecer la política monetaria en la reunión que celebrará en dos semanas.

El Libro Beige, llamado así por el color de su cubierta, reseña muchos datos que muestran un repunte del crecimiento en abril-mayo a partir del débil primer trimestre.

Sin embargo, los datos varían de región en región: la actividad fue más fuerte en San Francisco pero se enlenteció en Chicago y Kansas City.

En la mayoría de las regiones los gastos de los consumidores crecieron modestamente pero parecen haber disminuido en Nueva York.

El sector de la construcción y el de bienes raíces tuvieron un muy buen desempeño pero el turismo tuvo un comportamiento disímil en varias regiones.

No obstante, el reporte da muestras de que el mercado de trabajo sigue fortaleciéndose.

"El empleo creció modestamente desde el último informe pero los mercados de trabajo fueron mayormente fuertes, los salarios crecieron modestamente y en la mayoría de los distritos la presión de los precios creció levemente", dice el Libro Beige.

El informe se divulgó antes de la reunión del Comité de Política Monetaria de la Fed (FOMC) que se realizará los días 14 y 15 y en la que se discutirá el primer aumento de los ultrabajos tipos de interés desde diciembre.

Tanto la presidenta de la Fed, Janet Yellen, como otros miembros del FOMC ya dejaron en claro que si el crecimiento aumenta firmemente, están dispuestos a subir la tasa básica, lo cual a su vez, aumentará las tasas comerciales.

No obstante, la mayoría de los analistas cree que para dar ese paso la Fed esperará a contar con señales más claras sobre el crecimiento y la inflación. Los mercados apuestan por que ese endurecimiento de la política monetaria no se resolverá en esta reunión, sino más probablemente en la que se realizará a fines de julio.

afp_tickers

 AFP internacional