AFP internacional

La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, el 29 de septiembre de 2015 en La Haya

(afp_tickers)

La fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, anunció este lunes la apertura de un examen preliminar, etapa previa a una investigación, sobre la violencia que sufre Burundi desde abril de 2015.

Tras examinar informes "que mencionaban asesinatos, encarcelaciones, actos de tortura, violaciones y otras formas de violencia sexual", Bensouda concluyó que estos actos "parecen competencia de la Corte".

"En consecuencia, he decidido iniciar un examen preliminar concerniente a la situación en Burundi desde abril de 2015", indicó en un comunicado. Un examen preliminar sirve para determinar si existe una "base razonable" para abrir una investigación. Bansouda precisó: "el fiscal debe analizar en particular las cuestiones vinculadas a la competencia, la admisibilidad y los intereses de la justicia".

Burundi está hundida en una grave crisis desde que el presidente Pierre Nkurunziza anunció su candidatura, en abril de 2015, a un tercer mandato. La oposición se opuso diciendo que el presidente violaba la Constitución y el acuerdo de Arusha, que puso fin a la guerra civil entre 1993 y 2006, que dejó 300.000 muertos.

La violencia desencadenada entre los dos bandos ha dejado más de medio millar de muertos y ha obligado a unas 270.000 a huir del país.

"Desde abril de 2015 sigo de cerca la situación en Burundi y he exhortado, en varias ocasiones, a todas las partes a no ceder a la violencia", aseguró la fiscal, precisando que ha "advertido que las personas que cometan crímenes competencia de la CPI podrían ser consideradas responsables a título individual".

afp_tickers

 AFP internacional