AFP internacional

Un olivo el 28 de noviembre de 2015 en Ronda, España

(afp_tickers)

La justicia europea falló este jueves a favor de la Comisión Europea estimando que ésta puede ordenar a los Estados miembros la destrucción de plantas con la bacteria xylella, aún cuando estén sanas, en un radio de 100 metros alrededor de vegetales infectados por la bacteria.

Esta bacteria, detectada por primera vez en Apulia (Italia) en 2013, amenaza extensos cultivos de olivares, naranjos y viñedos en ese país.

Para erradicar esta bacteria, que ya alcanzó regiones de Francia y España, la Comisión urgió a Italia a destruir las plantas afectadas, lo que podría suponer la tala del 10% de los once millones de olivos de la región de Apulia, algunos de los cuales son ya centenarios.

La Comisión pidió asimismo el año pasado la tala de todas las plantas, afectadas o no por la bacteria xylella fastidiosa, en un radio de 100 metros alrededor de los vegetales infectados.

Pero agricultores italianos, obligados a talar plantas aún sanas, pidieron la anulación de la medida.

En su sentencia de este jueves el Tribunal de Justicia de la Unión Europea validó la decisión de la Comisión evocando los "principios de cautela y de proporcionalidad".

En ese sentido, la justicia europea señala que pese a que los estudios científicos "no han demostrado que exista con certeza un nexo causal entre la bacteria xylella y el desecamiento rápido de los olivos", esos mismo estudios destacan que "existe una significativa correlación entre la bacteria y la patología que sufren los olivos".

Para justificar la tala de las plantas en un radio de 100 metros alrededor de los vegetales infectados, el tribunal indica que, según los estudios, la difusión de la bacteria xylella "depende fundamentalmente" de determinados insectos, los cicadélidos, "cuya autonomía de vuelo está limitada a una media de unos cien metros".

Enrico Brivio, portavoz de la Comisión Europea, estimó que la destrucción de plantas es "la opción disponible más eficaz para garantizar la erradicación de este organismo nocivo" y saludó una "sentencia importante".

"Esperamos que las autoridades italianas apliquen las medidas que fueron decididas", agregó.

En Italia, el presidente de la Coldiretti, la principal confederación de agricultores de Apulia, Gianni Cantele, denunció una "nueva etapa dramática", en la que "la UE actúa como Poncio Pilatos, se lava las manos".

afp_tickers

 AFP internacional