AFP internacional

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, durante una rueda de prensa el 22 de julio de 2016 en Berlín

(afp_tickers)

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, criticó este jueves la "estrategia" de evacuación forzada practicada por el régimen sirio en sitios como Daraya, exfeudo rebelde cercano a Damasco que estuvo sometido a cuatro años de sitio.

"Comparto su miedo en lo que concierne al hecho de que después de Daraya nos arriesgamos a tener otras Darayas y ésta podría ser la estrategia de una de las partes en este momento", dijo De Mistura a los periodistas, tras culminar una reunión en Ginebra del grupo de trabajo sobre la ayuda humanitaria a Siria.

"¿Debemos ignorar el hecho de que existe claramente una estrategia en este momento para hacer en Al Waer y Muadamiyat Al Sham lo mismo que en Daraya?", insistió, recordando que 75.000 personas viven en Al Waer, en tanto que Daraya sólo contaba con algunos miles.

Según las estimaciones, en Daraya vivían casi 8.000 personas.

Daraya, una de las primeras ciudades en rebelarse contra el régimen de Bashar al Asad, fue retomada totalmente el sábado pasado por el ejército, después de la partida de miles de rebeldes y civiles que estuvieron sumidos a un asedio durante cuatro años, sufriendo incesantes bombardeos.

Jan Egeland, quien dirige al grupo de trabajo sobre la ayuda humanitaria, especificó que la ONU no había estado implicada en este acuerdo.

Además, dijo que la ONU había podido enviar ayuda solamente a tres localidades sitiadas en agosto: lanzando ayuda humanitaria sobre Deir Ezzor, y mediante convoyes hacia Al Waer y Harasta.

La evacuación de Daraya constituye el segundo acuerdo de este tipo entre el régimen y los rebeldes después del de Homs (centro), 'capital de la revolución', donde el régimen utilizó la misma táctica de sitiarla y bombardearla intensamente hasta que los rebeldes aceptaron abandonar su feudo en la ciudad vieja, en 2014.

Desde el comienzo de la revuelta contra el régimen de Damasco, en marzo de 2011, la guerra ha provocado más de 290.000 muertos y lanzó a las rutas a millones de personas obligadas a abandonar sus hogares. La tregua es violada frecuentemente desde abril y las conversaciones de paz se encuentran en punto muerto.

afp_tickers

 AFP internacional