AFP internacional

El Alto Comisario de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, da un discurso en la apertura de la principal sesión anual del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el 29 de febrero de 2016 en Ginebra

(afp_tickers)

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, denunció este viernes "el monstruoso desprecio por las vidas de los civiles de todas las partes del conflicto" en Siria.

"La violencia está subiendo hasta niveles que habíamos visto antes de la tregua", declaró Zeid Ra'ad al Hussein en un comunicado.

Varios civiles murieron estos últimos días en Alepo, Homs, Damasco y su región, Idleb o Deir Ezzor, denunció. Todos estos enfrentamientos son una "prueba manifiesta de un desprecio alarmante hacia los pilares del derecho humanitario internacional, el deber de proteger a los civiles", dijo.

Después de que el director del grupo de trabajo humanitario, Jan Egeland, lo hiciera el jueves, el Alto Comisionado instó a las partes beligerantes a cesar la violencia y les pidió que no vuelvan a la guerra total.

"El cese de las hostilidades y las negociaciones de paz en Ginebra son las únicas opciones posibles, y si se abandonan ahora, no puedo imaginar a qué horrores suplementarios se enfrentará Siria", dijo.

El Alto Comisionado también alertó sobre la situación de los civiles en las zonas asediadas de Al Fua y Kefraya. Si se interrumpe la tregua en vigor desde finales de febrero, estas localidades cerca de Alepo pueden ser objeto de represalias por parte de los grupos de la oposición, según él.

Zeid Ra'ad al Hussein denunció igualmente el fracaso "persistente" y "vergonzoso" del Consejo de Seguridad para transferir la situación siria a la Corte Penal Internacional (CPI). Las potencias se convierten en "cómplices" de la muerte de cientos de miles de víctimas y del desplazamiento de millones de personas, agregó.

afp_tickers

 AFP internacional