AFP internacional

Una niña vende bolsas de agua el 29 de julio de 2015 en Abiyán

(afp_tickers)

La ONU denunció la persistencia de las violaciones en Costa de Marfil, en particular de niños, y la impunidad de la que disfrutan los agresores.

"En los últimos años, Costa de Marfil logró avances significativos en materia de derechos humanos, pero la persistencia de las violaciones y de la impunidad de sus autores sigue siendo objeto de fuerte preocupación, y requiere una acción urgente", indicó el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Al Raad Al Hussein, en un comunicado publicado el lunes por la noche.

Un informe del Alto Comisionado y de la Operación de Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI) denuncia "esta lacra que sigue causando numerosas víctimas en el país".

Una responsable de la ONUCI, Sarah de Hemptinne, indicó a la AFP que la ONU no dispone de "estimación total del número de casos en Costa de Marfil, a falta de estadísticas oficiales consolidadas" en este país africano.

Basándose en una muestra de 1.129 casos de violaciones, cometidas entre inicios de 2012 y finales de 2015, la ONU ha establecido que el 66% de las víctimas eran niños. Tras esto se abrió una investigación sobre el 90% de esas violaciones, aunque menos del 20% fue objeto de juicio.

Costa de Marfil ha vivido una década de crisis político-militar, marcada por una partición entre el norte, en manos de una rebelión, y el sur, controlado por los partidarios del expresidente Laurent Gbagbo, en el poder entre el año 2000 y 2011.

Este período culminó con la crisis postelectoral de 2010-2011, provocada por la negativa de Gbagbo a reconocer la victoria de su rival Alassane Ouattara en la elección presidencial de noviembre de 2010. La violencia se cobró entonces más de 3.000 muertos en cinco meses.

afp_tickers

 AFP internacional