AFP internacional

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, da un discurso a la apertura de la principal sesión anual del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el 29 de febrero de 2016 en Ginebra

(afp_tickers)

El Alto Comisionado de la ONU para los derechos humanos denunció este martes una serie de violaciones aparentemente cometidas por las fuerzas de seguridad y militares turcas, que incluye disparos contra civiles desarmados y la muerte de unas cien personas quemadas vivas.

Zeid Ra'ad Al Hussein expresó su profunda inquietud respecto a las informaciones surgidas de "diversas fuentes fiables" sobre las acciones realizadas por las fuerzas seguridad en el sureste del país, de predominancia kurda, en los últimos meses. "La impresión que emerge, aunque es aun parcial, es muy alarmante", dijo en un comunicado.

Las autoridades turcas impusieron un alto al fuego en la ciudad de Cizre y en otras localidades de esta región para hacer huir a los rebeldes cercanos al Partido de los trabajadores del Kurdistán (PKK) que hicieron barricadas y abrieron trincheras.

"Condeno fuertemente los actos de violencia y otros actos ilegales cometidos por grupos de jóvenes y por otros agentes no estatales, que estarían afiliados al PKK, en Cizre y en otras zonas, y lamento toda muerte que resulte de esos actos terroristas, ocurran donde ocurran», declaró Zeid Ra’ad Al Hussein.

Pero subrayó que es "esencial que las autoridades respeten los derechos humanos cuando realizan operaciones de seguridad o antiterroristas y debe ser respetado el derecho internacional que prohíbe la tortura, los asesinatos extrajudiciales, el recurso excesivo a la fuerza asesina y la detención arbitraria".

El Alto comisionado señaló que recibió informes sobre civiles desarmados, entre ellos mujeres y niños, "intencionalmente tomados como objetivos por los francotiradores emboscados o por disparos provenientes de tanques y otros vehículos militares".

"Lo más perturbador -dijo Zeid- son los informes que citan testigos y personas cercanas a Cizre que sugieren que más de 100 personas habrían muerto quemadas vivas, cuando se encontraban en un refugio en tres sótanos cercados por las fuerzas de seguridad".

Exigió una investigación exhaustiva, y destacó que hasta ahora Turquía no parece haber iniciado ninguna investigación ni ha dado su acuerdo a una petición del Alto comisionado para ir al lugar.

afp_tickers

 AFP internacional