AFP internacional

Un experto examina unos coches destrozados en un puesto de control rebelde en Olenivka, Ucrania, el 27 de abril de 2016

(afp_tickers)

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) instó este jueves a todas las partes a respetar el alto el fuego en el este de Ucrania, subrayando que el número de violaciones estaba en lo más alto "desde hace meses".

"Durante las últimas semanas, (la OSCE) ha constatado el más importante número de violaciones del alto el fuego desde hace meses", destacó el jefe de la misión de observación de la organización, Ertugrul Apakan, durante una reunión de la OSCE en Viena.

"Numerosas armas que se encontraban en los lugares de almacenamiento y en depósitos están siendo de nuevo utilizadas en la línea de contacto", agregó Apakan, afirmando que "la artillería y los morteros, prohibidos por los acuerdos de Minsk, están siendo de nuevo utilizados cada vez más frecuentemente".

Las autoridades rebeldes prorrusas anunciaron el miércoles la muerte de cuatro civiles, incluyendo una mujer embarazada, en el bombardeo de un punto de control separatista en Olenivka, en la línea del frente en el este de Ucrania.

En un informe publicado el miércoles, la misión de observación de la OSCE dio cuenta de "600 explosiones" registradas recientemente en la región de Donestk, la 'capital' rebelde.

La OSCE también denunció este jueves "ataques" contra el personal y el material de su misión de observación, lamentando que sus autores no hayan sido interpelados.

"Todas las partes deben respetar el alto el fuego" convenido en los acuerdos de Minsk de febrero de 2015, recordó Martin Sajdik, representante de la OSCE en el grupo de contacto sobre Ucrania.

El conflicto entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos ha dejado casi 9.200 muertos desde que comenzara hace dos años. A pesar de la tregua, los actos de violencia son bastante frecuentes en la zona de guerra, en la que ambos bandos niegan cualquier responsabilidad.

afp_tickers

 AFP internacional