AFP internacional

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, comparece ante la prensa tras una reunión de urgencia de su gabinete el 25 de junio de 2016 en Edimburgo

(afp_tickers)

Nicola Ferguson Sturgeon pensó el 19 de septiembre de 2014 que Escocia tardaría décadas en celebrar otro referéndum de independencia, pero las aguas revueltas del 'brexit' han puesto en sus manos acortar la espera.

Era el día siguiente de la consulta a los escoceses, la oportunidad de acabar con más de 300 años de unión con Inglaterra y Gales, una alianza que había subyugado a la región del norte, según la visión de su Partido Nacional Escocés (SNP).

Y fue también el día que vio su ascenso al frente del partido y del Gobierno regional escocés, en sucesión de su mentor, Alex Salmond, que abandonó tras la derrota.

Sturgeon nació el 19 de julio de 1970 en la ciudad de Irvine, en el oeste de Escocia, hija de un electricista y una enfermera. Está casada con otro político del SNP, Peter Murrell, y no tiene hijos.

"Nada en mis orígenes hacía predecir que me convertiría en una política importante", estimó una vez.

- Movida por el odio a Thatcher -

Fue una mujer la que le sirvió de inspiración: "Margaret Thatcher fue la principal motivación de mi carrera política. Odio todo lo que defendía".

La primera mujer en liderar Escocia estima, sin embargo, que la dureza de las mujeres en política tiene una explicación: los hombres.

"Cuando eres una joven en el mundo de la política, con pocas mujeres alrededor, empiezas a comportarte inconscientemente como los hombres. Eso significa parecer dura, y con poco sentido del humor, pero es que estás tratando de que te tomen en serio", dijo a la revista de moda Grazia.

A los 16 años canalizó la rebeldía adolescente ingresando en el SNP, tras flirtear brevemente con el movimiento punk -"es horrible cuando sale alguna foto" de aquella época, explicó.

Estudió Derecho en la Universidad de Glasgow y trabajó como abogada en un centro municipal. A los 29 años, en 1999, pasó a dedicarse a tiempo completo a la política, al ser elegida diputada en el primer Parlamento escocés.

Escocia acababa de recuperar el Parlamento tras casi tres siglos y Sturgeon representa a la primera generación de nacionalistas que han desarrollado su carrera en un marco institucional. Ello les distancia del estilo más guerrillero de sus padres políticos, la generación de Salmond.

- La mujer más peligrosa de Reino Unido -

Aún así, el tabloide de derechas Daily Mail la definió como la mujer más peligrosa del país. "Me encantó, es lo más bonito que ha dicho el Daily Mail de mí", respondió Sturgeon.

La salida de Reino Unido de la Unión Europea, decidida el jueves en un referéndum nacional, ha hecho temblar el edificio político británico y ha hecho imaginable lo inconcebible, como otro referéndum de independencia en Escocia en breve.

Lejos queda la admisión de los nacionalistas escoceses de que el referéndum de 2014 zanjaba la discusión al menos durante una generación.

Ahí donde Salmond falló, Sturgeon podría triunfar, aunque para ello tendrá que ampliar el apoyo a la causa, que cosecha en estos momentos algo más del 50%, una ventaja demasiado frágil.

Y Sturgeon no da pasos en falso. "Siempre fue muy reservada, para asegurarse de no decir o hacer nada que pudiera causarle dificultades en el futuro", dijo de ella Fiona Hyslop, secretaria de cultura del Gobierno regional, recordando a la Sturgeon veinteañera.

afp_tickers

 AFP internacional