AFP internacional

El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, habla durante un debate en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, el 7 de junio de 2016

(afp_tickers)

La Comisión Europea dio este miércoles un ultimátum de tres meses a Polonia para que revise el funcionamiento de su Tribunal Constitucional, reformado por el Gobierno conservador mediante una serie de polémicas leyes.

"Invitamos a las autoridades polacas a actuar para resolver esas preocupaciones e informar a la Comisión sobre las medidas que se tomen en los (próximos) tres meses", declaró el viceprisedente del Ejecutivo europeo, Frans Timmermans.

Esta advertencia es la segunda etapa del procedimiento excepcional abierto por la Comisión contra Varsovia, que puede eventualmente desembocar en sanciones como una suspensión de los derechos de voto de Polonia en el seno de la UE.

La Comisión dirigió oficialmente este miércoles a Polonia sus "recomendaciones sobre el Estado de derecho" con una lista de problemas específicos a los que deben responder las autoridades de ese país.

Entre las exigencias, la Comisión pide al Gobierno polaco que publique las sentencias del Tribunal Constitucional, en particular las que los magistrados consideran contrarias a la Constitución, así como los cambios sobre el nombramiento de los jueces que el Gobierno intenta imponer al tribunal.

La UE desea, por otra parte, que todas las sentencias de la más alta instancia judicial polaca sean publicadas "automáticamente".

"Pedimos a las autoridades polacas que garanticen que cualquier reforma de la ley respete la sentencia del Tribunal Constitucional y tenga en cuenta la opinión de la Comisión de Venecia", la rama del Consejo de Europa que garantiza el respecto del Estado de derecho, añadió Timmermans.

afp_tickers

 AFP internacional