AFP internacional

Un seguidor portugués muestra el escudo de su país pintado en la cabeza el pasado 18 de junio en París, antes del partido Portugal-Austria de la última Eurocopa

(afp_tickers)

El triunfo de la selección portuguesa en la Eurocopa de fútbol aporta aire fresco a la economía de Portugal, que está bajo la amenaza de sanciones de Bruselas debido al desvío presupuestario.

El ministro de Finanzas, Mario Centeno, fue aclamado por sus colegas en la última reunión de Bruselas, a la cual concurrió con una bufanda de la selección.

"La marca Portugal ganó en notoriedad, el país ha sido mencionado una incalculable cantidad de veces. Nunca el gobierno hubiera podido pagar tal campaña de publicidad", dice a la AFP Daniel Sa, director del Instituto Portugués de Marketing (IPAM).

Antes del triunfo en la final frente a Francia (1-0), el IPAM cifraba en 609 millones de euros los beneficios potenciales para la economía portuguesa de tal hazaña.

La hostelería, las agencias de viaje, la prensa, los supermercados, la empresas de seguridad y las casas de apuestas figuran entre los grandes ganadores de la Eurocopa, indica Daniel Sa. En total 3,7 millones de portugueses, un tercio de la población, vieron la final por televisión.

El triunfo de Ronaldo y sus compañeros va a levantar el ánimo de los portugueses, sometidos desde 2011 una severa política de austeridad impuesta por la Comisión Europea a cambio de un rescate financiero de 78.000 millones de euros.

"Esta victoria va a fortalecernos. Es un giro en la historia del país", dice Nuno Brito, un desempleado de 39 años.

"Esa hazaña va a darle confianza a los inversores, bancos y empresarios, pero está lejos de resolver los problemas del país", dice Daniel Sa.

Las inversiones en Portugal están casi completamente paradas y el crecimiento sufrió un frenazo en un contexto de incertidumbre generado por las elecciones de octubre de 2015, que dieron lugar a un gobierno socialistas apoyado por la izquierda radical.

El triunfo de la selección dará alas a "un país que agobiado por los problemas financieros. Pero no habrá milagro económico gracias al fútbol", dice por su parte Domingo Amaral, profesor de economía del deporte.

El primer ministro portugués Antonio Costa mantiene la esperanza de un crecimiento de 1,8% en 2016, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúa su previsión en un 1%.

A pesar de la victoria de Portugal y el caluroso saludo que recibió Mario Centeno, los ministros de Finanzas de la zona euro decidieron mantener la amenaza de sanciones, al igual que a España, por déficits excesivos.

Para el profesor de economía Joao Cesar das Neves, el triunfo portugués "refuerza la imagen del país", pero no es sinónimo de reactivación. Grecia venció a Portugal en la final de la Eurocopa 2004 y luego "registró uno de los peores desastres financieros de la historia", recuerda.

En todo caso, los 23 jugadores de la Seleçao y la Federación Portuguesa de Fútbol ya hicieron un gran negocio. Los jugadores cobrarán una prima de al menos 300.000 euros cada uno y la UEFA entregará un premio de 25,5 millones a la Federación Portuguesa de Fútbol. Ésta además tendrá ingresos extraordinarios por la venta de camisetas de la selección, a 140 euros cada una.

afp_tickers

 AFP internacional