AFP internacional

La sede de Mitsubishi Motors en Tokio, en una imagen del 20 de abril de 2016

(afp_tickers)

Las acciones del constructor japonés Mitsubishi Motors, envuelto en un escándalo de fraude, se desplomaron más de un 13% este viernes en la Bolsa de Tokio, en donde ha perdido más de un 40% en tres días.

El título perdió 79 yenes (-13,55%) al cierre de los intercambios, hasta situarse en 504 yenes. El miércoles, se derrumbó un 15% y el jueves, un 20%, unas caídas de una magnitud inédita desde que el grupo salió a bolsa en 1988, según la agencia Bloomberg.

Mitsubishi Motors admitió que manipuló pruebas para mejorar los resultados energéticos de cuatro modelos de coches vendidos en Japón. Por ahora, están concernidos 625.000 mini vehículos, pero otros modelos, vendidos en Japón y en el extranjero, podrían verse también afectados.

El Ministerio de Transportes continuaba los registros este viernes en un centro técnico del constructor nipón en la prefectura de Aichi (centro), indicó un funcionario a la AFP.

"No puedo dejar de tener dudas acerca de la actitud de la compañía en cuanto al respeto a las leyes, es extremadamente lamentable", dijo el ministro de Transportes, Keiichi Ishii, a la prensa, en referencia a un precedente escándalo de disimulación de defectos a inicios de los años 2000.

afp_tickers

 AFP internacional