AFP internacional

Unos soldados desfilan para celebrar el Día del Ejército Tailandés el 18 de enero de 2016 en Narathiwat

(afp_tickers)

Varios grupos de defensa de los derechos humanos pidieron este martes a la junta militar en el poder en Tailandia que renuncie "inmediatamente" a un decreto que otorga nuevos poderes policiales a los militares.

Desde finales de marzo, los militares que tengan como mínimo el grado de subteniente pueden detener a sospechosos y retenerlos durante una semana, un decreto que, según la junta, sirve para luchar contra la "mafia" frente a la falta de policías.

Pero en una declaración común, las ONG, entre ellas Human Rights Watch (HRW), Aminstía Internacional y la Comisión Internacional de la Justicia (CIJ), condenan este decreto.

"En vez de abrir la vía a la vuelta de la democracia, la junta tailandesa amplía sus poderes para hacer casi todo lo que quiere, incluyendo cometer abusos con total impunidad", indica Brad Adams, director de HRW para Asia.

afp_tickers

 AFP internacional