AFP internacional

Un migrante lleva su bicicleta junto a las tiendas que conforman la 'jungla' de Calais, el mayor campamento instalado para alojar a migrantes en el norte de Francia, el 30 de marzo de 2016

(afp_tickers)

La Comisaria británica para la Infancia pidió este sábado a Francia que acelere el tratamiento de los casos de menores no acompañados atrapados en la 'jungla' de Calais, de los cuales algunos tendrían la posibilidad de reunirse con parientes que residen en Reino Unido.

"He pedido a las autoridades francesas que determinen urgentemente qué niños del campamento de refugiados de Calais son elegibles para venir a Reino Unido, garantizar su seguridad y tratar sus demandas inmediatamente", declaró Anne Longfield.

"Es inaceptable que en este momento algunos estén esperando hasta nueve meses para saber si pueden venir o no. El campamento es un lugar muy peligroso para los menores no acompañados", añadió. Las autoridades británicas estiman que podría haber unos 150 niños solos en Calais.

Longfield también mostró su preocupación por la suerte de 129 menores refugiados desaparecidos en el mes de marzo, según la asociación "Help Refugees", y urgió a las autoridades francesas a hacer todo lo posible para encontrarlos.

Del lado francés, la Defensora de la infancia, Geneviève Avenard, anunció la semana pasada que siete menores que vivían solos en la "jungla" de Calais habían podido reunirse con sus familiares en Reino Unido.

A principios de marzo, el presidente francés, François Hollande, pidió al primer ministro británico, David Cameron, que los menores no acompañados fueran acogidos "rápido" y "de forma eficaz" por Reino Unido si tenían allí a su familia.

afp_tickers

 AFP internacional