AFP internacional

Los candidatos presidenciales austriacos Alexander Van der Bellen (I) y Norbert Hofer (D) durante un debate presidencial el 27 de noviembre de 2016 en Viena

(afp_tickers)

Los dos rivales de la elección presidencial del próximo domingo en Austria, el ecologista Alexander Van der Bellen y el candidato de extrema derecha Nobert Hofer, cruzaron argumentos en un áspero debate este jueves, sobre la Unión Europea, Donald Trump o acusaciones de espionaje.

Hofer, de 45 años, candidato del partido de extrema derecha FPÖ (partido de la libertad) insinuó que Van der Bellen, de 72, había sido espía para la Unión Soviética durante la guerra fría, citando un libro escrito por un ex miembro de los servicios de inteligencia austríacos.

Esas palabras "son las más lamentables que he oído en mucho tiempo", replicó con indignación Van der Bellen. "Si hubiese estado al tanto de las acusaciones contenidas en el libro, hubiese iniciado una demanda judicial, es ridículo".

Más tarde, cuando el ecologista afirmó que Hofer y el FPÖ querían una salida de Austria de la Unión Europea, éste último lo trató de "mentiroso".

Hofer aseguró que impulsará la organización de un referéndum sobre la permanencia de Austria en la UE si Turquía adhería al bloque o si éste se volvía demasiado centralizado.

El candidato de extrema derecha acusó a Van der Bellen de haber insultado al presidente electo norteamericano Donald Trump. Van der Bellen dijo que le habían indignado los comentarios "sexistas" de Donald Trump durante su campaña para la elección presidencial norteamericana.

En medio del debate, Van der Bellen exhibió dos fotos de Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha francés Frente Nacional y candidata a la elección presidencial de 1017. En una de ellas se veía a Hofer besándole la mano en Viena.

"¿Conoce usted a esta mujer?", lanzó Van der Bellen. "Tal vez no todos los telespectadores la conozcan. Es Marine Le Pen, que dice en voz bien alta 'yo quiero destruir a la UE'. Usted tiene con ella las mejores relaciones del mundo", se exclamó.

El viernes, los dos rivales cerrarán su campaña electoral previa a los comicios del domingo.

Los dos candidatos están muy parejos en las encuestas. Van der Bellen había derrotado por escaso margen --apenas 31.000 votos-- a Hofer en mayo pasado, pero el FPÖ logró anular escrutinio por irregularidades.

Una victoria de Hofer significaría un espaldarazo a los otros partidos populistas europeos de cara a varias elecciones previstas en 2017, entre ellas en Francia y Alemania.

afp_tickers

 AFP internacional