AFP internacional

Los bomberos tratan de extinguir las llamas en un antiguo hotel que estaba siendo rehabilitado para ser un centro de acogida de refugiados, el pasado 21 de febrero en Bautzen, cerca de Dresde, al este de Alemania

(afp_tickers)

El número de incendios criminales de centros de acogida para refugiados en Alemania aumentó de forma considerable en lo que va de año, llegando a 45 siniestros, informó este sábado la policía germana.

"Lo que más nos preocupa es que el nivel de la violencia crece", dijo el presidente de la policía criminal alemana (BKA), Holger Munch, en una entrevista a los periódicos del grupo Funke. "Este año, ya hubo 45 incendios criminales".

En el 2015, durante el cual 1,1 millones de migrantes llegaron a Alemania, fueron registrados 92 incendios criminales contra centros de acogida de migrantes, frente a los 6 de 2014, según las estadísticas publicadas por la BKA a finales de enero.

"Los autores de estos actos criminales son en su mayoría hombres y casi el 80% de ellos vienen del lugar donde se comete el acto criminal", precisó.

El presidente de la BKA aseguró sin embargo no tener conocimiento de "estructuras de extrema derecha supraregionales" que habrían provocado los incendios.

Munch alertó no obstante de la intensificación de la violencia verbal en internet, que en ocasiones puede convertirse en una plataforma para cometer el acto.

En Alemania, algunos medios importantes, como la edición en línea de Spiegel, han cerrado sus foros de discusiones en los temas relacionados con los refugiados, tras recibir una profusión de comentarios ofensivos por parte de los internautas.

Con la llegada de los flujos migratorios, Alemania se ha visto inmersa en una inquietante espiral de violencia contra los refugiados, impulsada por la ascensión de los grupos de extrema derecha.

Varios incendios y manifestaciones racistas conmocionaron el país el año pasado, en especial en algunas regiones de la antigua RDA.

afp_tickers

 AFP internacional