AFP internacional

Una jordana muestra su dedo manchado de tinta tras votar en las elecciones parlamentarias el 20 de septiembre de 2016 en Ammán

(afp_tickers)

La Comisión Electoral jordana anunció este jueves los últimos resultados preliminares de las elecciones legislativas del martes, confirmando un regreso al Parlamento de los Hermanos Musulmanes, cuya coalición electoral recabó 16 escaños de 130.

Los resultados confirman las estimaciones de los islamistas, que el miércoles indicaron que esperaban conseguir al menos 16 escaños, es decir, un 12,3%.

La mayoría de los escaños del futuro Parlamento, que cuenta con poderes limitados, recaerá, como de costumbre, en empresarios y responsables de tribus leales a la monarquía.

Tres escaños de la circunscripción de Al Badya Al Wosta (al sur de Amán) no habían sido adjudicados en un primer momento, pues unos alborotadores habían roto una decena de urnas.

Sin embargo, la Comisión Electoral anunció a última hora de la tarde su decisión de contar únicamente con las urnas intactas.

El resultado de esta votación no cambia, sin embargo, el de los islamistas, que no presentaron candidatos en esta circunscripción.

Allí fue elegida una mujer, con lo que el número de mujeres del futuro Parlamento será de 21, seis fuera de la cuota que se les reserva.

Entre los diputados electos para un mandato de cuatro años figuran también nueve cristianos y tres representantes de las minorías circasiana y chechena.

Se espera que los resultados se hagan públicos en una semana.

El Frente de la Acción Islámica (FAI), brazo político de los Hermanos Musulmanes, obtuvo su mejor resultado en las legislativas de 1989, con 22 escaños de 80.

El partido boicoteó las elecciones de 2010 y 2013 para denunciar unos comicios salpicados de irregularidades y una ley electoral que favorece a los candidatos de las tribus.

Los islamistas también criticaban el reparto de las circunscripciones electorales, que juzgaban injusto y exigían el establecimiento de un sistema parlamentario en el que el primer ministro sea fruto de la mayoría del Parlamento y no esté designado por el rey.

Cerca de 1,5 millones de electores, de los 4,1 millones de inscritos en las listas electorales, votaron el martes para renovar el Parlamento.

En las últimas elecciones, en 2013, fueron 1,2 millones.

Los comicios se celebraron en un contexto delicado, pues la economía se ha visto muy afectada por los conflictos de los países vecinos, Irak y Siria, y por la acogida de cientos de miles refugiados, que ha mermado enormemente las arcas del país.

afp_tickers

 AFP internacional