Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El recuento de votos del plebiscito sobre el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC, el 2 de octubre de 2016 en Cali

(afp_tickers)

Italia celebra en diciembre un plebiscito sobre la reforma de la constitución cuyo resultado es incierto y los recientes casos de Colombia, Reino Unido y Hungría demuestran cuán imprevisibles y arriesgadas son estas consultas.

Uno de los resultados más inesperados fue el del llamado 'Brexit', después de que Londres, por iniciativa del ex primer ministro, David Cameron, celebrara en julio un referéndum sobre la salida del reino Unido de la Unión Europea.

El resultado favorable puso a temblar a Europa, enturbió la economía de toda la región y obligó a dimitir al 'premier' inglés. Un verdadero fiasco.

"Cameron pasará a la historia como el hombre que causó accidentalmente la salida del Reino Unido de la Unión Europea", resumió el exministro conservador Ken Clarke.

Además de renunciar al cargo de primer ministro, Cameron dejó su escaño como diputado y se despidió de la vida política.

"Los políticos no saben sacar lecciones de la historia. Si observamos los resultados de los últimos referéndum celebrados, todo los cálculos fallaron. En muy pocas ocasiones el resultado corresponde a lo esperado por el poder", sostiene a la AFP el profesor Iain Begg, de la London School of Economics.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sufrió la misma desgracia: convocó un plebiscito para refrendar el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC, pero lo perdió, por pocos votos, pero lo perdió.

El primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orban, también fracasó en el referéndum convocado para impedir la llegada de refugiados a su país.

La baja participación marcó la jornada, de manera que no se superó el 50% y la consulta fue invalidada.

Sin embargo, Orban retiene que la aplastante mayoría a favor del "No" entre los que votaron es un éxito, un éxito moral.

Los suizos, que votan hasta cuatro veces al año para decidir sobre leyes polémicas, suelen usar con frecuencia ese mecanismo de democracia directa cuyo resultado es vinculante.

"En Suiza estamos acostumbrados a celebrar plebiscitos, pero para los británicos, los italianos y los franceses, es algo raro y la consulta puede salir mal", sostiene Begg.

"Aún si las razones son buenas, eso de votar sí o no, sin matices, es un riesgo", dice Begg.

- Modelo suizo -

Suiza resulta ser la excepción que confirma la regla. Los ciudadanos votan cada tres meses sobre iniciativas populares, presentadas por partidos o grupos de ciudadanos o por referéndum, consulta propuesta por el Estado.

"Las élites han aprendido a informar, convencer y preparar a la opinión pública", explicó a la AFP el politólogo suizo Pascal Sciarini.

En otras democracias representativas, como Italia, el referéndum se entiende como una ocasión para "sancionar políticamente al gobierno, por lo que tiene mucha carga emocional", recalca el politólogo Oscar Mazzoleni, de la Universidad de Lausana.

Podría ser el caso del jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, que siente el peligro de que el próximo 4 de diciembre los votantes rechacen la reforma constitucional que simplifica el sistema político y garantiza una mayor gobernabilidad.

"Soy consciente de que no soy la persona más simpática del mundo", reconoció en un programa de televisión en el que pidió a los ciudadanos que se informen sobre el argumento.

"No es un voto sobre mi persona", insistió.

El riesgo para Matteo Renzi es elevado.

"Deseaba consolidar su poder político, pero su titubeo, al personalizar primero el voto para luego arrepentirse, pesa", observa Domenico Fracchiola, politólogo de la Universidad Luiss de Roma.

"El voto de 4 de diciembre en verdad no será sobre la reforma constitucional, sobre la cual la mayoría de los italianos no ha entendido nada. La verdadera pregunta es si Renzi goza de la confianza de los votantes o si prefieren a sus opositores", resumió el diario la Stampa.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP