AFP internacional

Un campesino afgano trabaja en un campo de trigo en Mazar-e Sarif, el 30 de julio de 2016

(afp_tickers)

Los precios del maíz, la soja y el trigo bajaron el martes en Chicago, pese a datos alentadores sobre la demanda de oleaginosos, en una muestra de inestabilidad de los mercados agrícolas en pleno período de cosechas en Estados Unidos.

Luego de operar al alza durante buena parte de la sesión, los precios agrícolas terminaron replegándose en un contexto de "toma de beneficios", subrayó Bill Nelson, de Doane Advisory Services.

Probablemente los inversores "se preguntan porqué los precios suben cuando se registran las cosechas más elevadas de la historia en Estados Unidos", advirtieron expertos de la casa de corretajes Allendale, aunque admitieron que tales situaciones se produjeron ya en la última década.

En el plano internacional, los precios inicialmente se beneficiaron "del anuncio por parte del departamento de Agricultura (USDA) de una importante venta de soja a China", señaló Nelson.

La demanda internacional sostenida, es para Nelson, una señal de que los productos estadounidenses tienen buena aceptación, luego de los problemas meteorológicos registrados a comienzos de año en Argentina y Brasil, que afectó sus cosechas.

"Esta compra china de soja parece favorable, pero ya se esperaba", relativizaron expertos de Allendale.

El bushel (25 kgs) de maíz para entrega en diciembre, el contrato más operado, terminó a 3,5375 dólares contra 3,5400 dólares el lunes.

El bushel de trigo con la misma entrega, cerró a 4,2000 dólares contra 4,2375 dólares antes.

El bushel de soja para noviembre, costaba 9,7250 dólares contra 9,7825 dólares antes.

afp_tickers

 AFP internacional