AFP internacional

Varios estudiantes marchan el 7 de abril de 2016 en Atenas durante una huelga de 24 horas

(afp_tickers)

Los sindicatos de los sectores público y privado de Grecia convocaron este jueves a una huelga general de 48 horas, el viernes y el sábado, contra las reformas de los sistemas fiscal y de pensiones.

"Todos a la calle", "Las nuevas medidas antipopulares del Gobierno y los acreedores no pasarán", proclama la Confederación de Funcionarios (Adedy), en referencia a los acreedores públicos (UE, FMI y Banco Central Europeo) que negocian las condiciones para pagar un nuevo tramo del plan de rescate otorgado a Atenas.

El poderoso sindicato de marinos Pno anunció una huelga de cuatro días, desde el viernes a las 03h00 GMT, que paralizará el tráfico entre el continente y las numerosas islas griegas.

"Mientras el Gobierno ignore a la sociedad y sus necesidades, mientras siga empecinado en aplicar medidas que conduzcan a la pauperización, la respuesta se dará en las calles, en un combate permanente", advirtió la Confederación de trabajadores del sector privado (GSEE).

Los gremios convocaron a la huelga después de que el Parlamento decidiera debatir y someter a voto los dos proyectos de ley durante el fin de semana.

Los sindicatos ya habían previsto manifestaciones el domingo, para celebrar el Día de los Trabajadores, que este año fue aplazado una semana por coincidir con la Pascua ortodoxa.

La reforma de las jubilaciones prevé recortes de las pensiones más elevadas, la fusión de varias cajas, el aumento de las cotizaciones y la instauración de una jubilación nacional de 384 euros para quienes hayan trabajado 20 años.

La reforma fiscal contempla subir tasas y las cargas impositivas sobre los ingresos medios y altos.

Esta huelga será la cuarta que enfrentará el Gobierno de izquierda del primer ministro, Alexis Tsipras, desde su retorno al poder en septiembre de 2015, después de un primer mandato entre enero y agosto.

El último paro nacional data del 4 de febrero, para protestar contra la reforma de las jubilaciones y contra nuevas medidas de austeridad.

El Eurogrupo (formado por los ministros de Finanzas de la zona euro) debe examinar el lunes en Bruselas las reformas acometidas por Grecia y plantear la eventual necesidad de otras para mantener los pagos de los segmentos del rescate de 86.000 millones de euros acordado en julio pasado.

afp_tickers

 AFP internacional