AFP internacional

Un mural de la leyenda del boxeo Mohamed Ali el 7 de junio de 2016 en Louisville, Kentucky

(afp_tickers)

Louisville está lista para "recibir al mundo", dijo el martes el alcalde de la ciudad en la que será enterrado Mohamed Ali, develando detalles de una gran procesión en honor al legendario boxeador.

Ubicada en el estado de Kentucky, en el corazón de Estados Unidos, con una población de 600.000 habitantes, este centro urbano organiza el jueves y viernes el funeral de su excepcional hijo.

"La celebración de Mohamed Ali será un evento único para cualquier parte del mundo... y para nosotros", resumió el alcalde Greg Fischer, quien llamó a la población a exhibir la hospitalidad y compasión por la que siempre abogó el tricampeón mundial de los pesos pesados y medalla de oro del boxeo olímpico.

Ali, cuya notable carrera en el boxeo y su activismo por los derechos civiles le han hecho una de las figuras más indelebles del siglo 20, murió la semana pasada a los 74 años después de una década de batalla contra la enfermedad de Parkinson.

El último adiós a "The Greatest" (El más grande), como se autoproclamaba el púgil, tendrá tres componentes: una gran oración musulmana abierta el jueves, en tanto el viernes se realizará un extenso cortejo fúnebre por la ciudad, seguido por una ceremonia solemne también abierta al público general.

- Prensa ávida y visitantes ilustres -

Hubo más de 2.000 solicitudes de acreditación de medios nacionales e internacionales, en tanto los hoteles también fueron tomados por asalto.

"Hay tantos jefes de estado que estarán presentes en el funeral que no permitiremos que los dignatarios y mandatarios extranjeros tomen la palabra", advirtió el martes Bob Gunnell, portavoz de la familia.

La lista de las autoridades destacadas era variada y no estaba cerrada.

La Casa Blanca ha confirmado la noche del martes la ausencia del presidente Barack Obama porque coincide con la graduación de su hija mayor: "Ellos (Obama y su esposa Michelle) van a asistir a la ceremonia de graduación de Malia en Washington" dijo la portavoz Jen Friedman.

En su lugar, una colaborador cercano "leerá una carta del presidente y la primera dama como parte de las exequias a realizarse el viernes en Louisville", añadió.

De su lado, el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, garantizó su presencia.

El actor Will Smith y el excampeón mundial de boxeo de los pesos pesados Lennox Lewis llevarán junto con otras seis personas el féretro con los restos de Ali, quien nació 74 años atrás en esta ciudad bajo el nombre de Cassius Marcellus Clay Jr.

Precisamente, Will Smith personificó a la leyenda del boxeo en la película de Michael Mann "Ali", lanzada en 2001. Su actuación le valió una nominación al Oscar al mejor actor.

El rito fúnebre musulmán se llevará a cabo en el Freedom Hall, una gran sala con 18.000 asientos donde "The Champ" sostuvo su última pelea en Louisville el 29 de noviembre de 1961, en la que superó a Willi Besmanoff.

El martes por la mañana comenzó la distribución de los boletos de entrada a la ceremonia y muchos residentes se levantaron en la madrugada para garantizarse un lugar.

"Vine a buscar un boleto para mi pequeño hijo. Tiene 8 años y quiero que sepa que podemos ser grandes cualquiera sea el origen con el que uno nace", explicó Angela Smith Ward, una retirada del ejército.

- Bienvenido todo el mundo -

Primero en la fila, David Alcorn hizo cola desde las 01h30 local (04h30 GMT). Al igual que muchos estadounidenses, tiene dos trabajos: es conductor de autobús escolar y empleado de una gasolinera.

Una vez que obtenga su preciado boleto, irá a trabajar pese al cansancio, algo que deja de lado ante la importancia del momento.

"Muhammad Ali es el más grande de todos los tiempos y ésta es mi ciudad natal. Yo sólo quiero ser parte de éste acontecimiento", sostiene Alcorn.

La procesión fúnebre del viernes debe permitir a todos los que han quedado sin entradas ver al ataúd del tricampeón mundial, quien ha recibido tributos desde todo el mundo.

El trayecto del féretro incluye sitios emblemáticos en la historia del hombre coronado como "Deportista del siglo (XX)": su casa de la infancia, el museo a su gloria, el Centro para la Herencia Afroamericana -que describe la vida de los negros de Kentucky- y el bulevar Mohamed Ali.

Estos funerales se prepararon durante una década, a la par que la enfermedad que fue minando la salud del astro, quien deseaba enviar un mensaje universal de paz.

Un millar de voluntarios estarán disponibles para guiar y ayudar a los visitantes de todos los continentes

"Mohamed sacudió al mundo y mostró a todos que él era un luchador de talla mundial y humanitario, así que ahora vamos a recibir nosotros al mundo.", expresó Fischer.

afp_tickers

 AFP internacional