AFP internacional

Unos hombres egipcios permanecen sentados en la costa de la ciudad de Rosetta el 22 de septiembre de 2016, durante las labores de rescate de un barco de migrantes naufragado

(afp_tickers)

Las posibilidades de hallar supervivientes del naufragio de un barco con hasta 450 migrantes en la costa mediterránea de Egipto, de los cuales una gran parte viajaba en la bodega, disminuían este jueves.

El balance oficial es por ahora de 55 muertos, mientras que 163 personas fueron rescatadas en el lugar del naufragio del barco de pesca, a unos 12 kilómetros del litoral de Rosetta, ciudad de la costa mediterránea de Egipto.

Un corresponsal de la AFP en el lugar dijo ver un barco militar transportando seis cuerpos hacia la costa.

Las autoridades informaron de que cuatro presuntos traficantes fueron detenidos, todos ellos egipcios, y fueron acusados de "tráfico de seres humanos" y "homicidio involuntario".

"El balance va a ser peor", advirtió una fuente médica contactada por la AFP.

"En el barco, hay una bodega en donde se almacena el pescado, que aún no fue abierta. Debe estar lleno de gente dentro", agregó el responsable.

Según los testimonios de una decena de supervivientes, un centenar de personas viajaban en la bodega.

El buque se dio la vuelta por la sobrecarga, aseguraron los supervivientes. Los socorristas llegaron al lugar seis horas después del accidente, según ellos.

"Éramos 200, el barco ya estaba repleto. Y llegaron otros 200. El barco se ladeó y comenzó a hundirse", contó Ahmed Mohamed, un pintor egipcio de 27 años, esposado en la cama de un hospital. "Era el apocalipsis. Todos trataban de salir vivos", dijo.

Este jueves por la mañana, en la playa al norte de Rosetta, en la desembocadura del Nilo, decenas de personas se congregaron, algunos leyendo el Corán, a la espera de informaciones sobre sus allegados desaparecidos, constató un periodista de la AFP.

Egipto se convirtió recientemente en un punto de partida para numerosos migrantes indocumentados, dispuestos a pagar importantes sumas de dinero para llegar a Europa.

Desde que comenzó la primavera, cientos de personas a bordo de embarcaciones precarias han sido rescatadas o interceptadas por los guardacostas egipcios. Pero no ha habido recientemente naufragios de esta magnitud.

- Objetivo: Italia -

De los 163 supervivientes anunciados por el Ejército, 157 están en retención en la comisaría de Rosetta: en su mayoría son egipcios, pero también hay sudaneses, somalíes y sirios.

Según la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, un 10% de los migrantes que llegan a Europa lo hacen partiendo en barco desde Egipto.

La travesía incluye a menudo peligrosos transbordos en medio del mar.

El martes, el ejército egipcio había anunciado que interceptó un buque que transportaba a 68 migrantes.

El miércoles interceptó otro con 294 personas a bordo. La agencia europea de control de fronteras, Frontex, se inquietó en junio por el número cada vez mayor de migrantes que intentan llegar a Europa desde Egipto.

"Este año el número es de unas 1.000 travesías en barco desde Egipto hacia Italia", había afirmado el director de Frontex, Fabrice Leggeri, confirmando que desde el cierre de la ruta de los Balcanes, las partidas se hacen desde las costas de África del Norte, en particular desde Libia.

Más de 300.000 migrantes y refugiados han cruzado en lo que va de 2016 el Mediterráneo para llegar a Europa, principalmente a Italia, según el ACNUR.

Esta cifra es netamente inferior a la registrada durante los primeros nueve meses de 2015 (520.000) pero es superior a la del conjunto de 2014 (216.054).

Más de 10.000 migrantes murieron en el Mediterráneo desde 2014, de los cuales 3.200 desde que comenzó 2016, según ACNUR.

Casi todos los migrantes que cruzan el Mediterráneo intentan llegar a Grecia e Italia.

Libia, país vecino de Egipto sumido en el caos desde 2011, se convirtió con sus 1.770 kilómetros de costas en el principal punto de salida para la migración clandestina.

afp_tickers

 AFP internacional