AFP internacional

Unos mineros trabajan en una mina de Colquiri, en Bolivia, el 8 de junio de 2016

(afp_tickers)

El Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia negó este miércoles la participación de efectivos policiales en la muerte de un minero que cortaba rutas y pidió una pericia balística y exámenes médicos para determinar las causas y autoría de ese deceso.

"El Plan de Operaciones de la Policía Boliviana no contempla el uso de armas letales", dijo un comunicado entregado a la AFP.

"El Ministerio de Gobierno rechaza de manera enfática las acusaciones políticas, temerarias e infundadas de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin)", agregó.

El fallecimiento del piquetero ocurre en momentos en que miles de mineros mantienen a punta de dinamita el control de al menos cuatro carreteras en Bolivia y en circunstancias en que la Defensoría del Pueblo logró un acuerdo preliminar con la dirigencia del sector para iniciar un diálogo sobre sus demandas.

La posibilidad de iniciar negociaciones podría, sin embargo, verse perjudicada por la muerte del piquetero en choques con policías en Sayari, carretera entre Cochabamba (centro) y Oruro (sudoeste).

"Mis compañeros estaban en las alturas, pero de pronto, los sorprendieron con una bala, que causó el deceso de mi compañero" Fermín Mamani, de 25 años, declaró el presidente Fencomin, Carlos Mamani.

Otro dirigente de Fencomin, Cecilio Alanes, dijo que el incidente pone en riesgo el diálogo. "Ahora sí conocerán lo que es el movimiento cooperativo, porque esto molesta al sistema cooperativizado", advirtió.

Según declaraciones recientes de las autoridades, los policías no están armados ni siquiera con balines de goma, únicamente con cilindros de gas lacrimógeno.

Esporádicos choques por el control de las vías dejaron el martes en la ruta La Paz-Oruro un saldo de 17 policías heridos a causa de pedradas o esquirlas de dinamita. Además, un minero perdió la mano por la mala manipulación de explosivos, según el reporte oficial.

Los mineros del sector cooperativo, que piden atención a un pliego rechazado de antemano por el gobierno, ocupan también varios tramos de las rutas principales de Cochabamba (centro) y Potosí (suroeste).

En una gestión de última hora en el lugar del corte, el defensor del Pueblo, Pablo Tezanos Pinto, logró un acuerdo preliminar con los mineros para despejar las vías una vez que sea instalado el diálogo con las autoridades.

El ministro de Minería, César Navarro, insistió que la condición necesaria para el inicio de negociaciones en la "suspensión definitiva de todos los bloqueos".

afp_tickers

 AFP internacional