AFP internacional

Los ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G7 mantienen la primera de una serie de reuniones previstas en Sendai, en el norte de Japón, el 20 de mayo de 2016 7 kicked off meetings in Japan on May 20 as they look to breathe life into the wheezing global economy.

(afp_tickers)

Los ministros de Finanzas del G7 de potencias industrializadas advirtieron el viernes en Japón sobre los peligros que representaría para la economía mundial un "Brexit", o ruptura del Reino Unido con la Unión Europea (UE).

"Claro que hemos hablado del Brexit", dijo a periodistas el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, al ser interrogado sobre el referéndum que los británicos celebrarán el 23 de junio para decir si quieren permanecer en el bloque formado actualmente por 28 países.

"Evidentemente, todos [en el G7] quieren que Gran Bretaña permanezca en la Unión Europea", agregó Moscovici al concluir la primera de las dos jornadas del cónclave en Akiu, una pequeña localidad de aguas termales en la región de Sendai (noreste de Japón).

El ministro de Finanzas del Reino Unido, George Osborne, "instó a sus socios a decirles a los británicos hasta qué punto [un Brexit] era económicamente peligroso", refirió Moscovici.

- Incentivos vs Ajustes

La reactivación de la endeble economía mundial, así como la deuda griega, figuraron en las discusiones de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales de Japón, Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Canadá, junto a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el gobernador del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Los debates se focalizaron en la búsqueda de un equilibrio entre políticas monetarias acomodaticias, reactivación presupuestaria y reformas estructurales, para lograr un crecimiento sostenido.

Aunque ningún país renuncia a los estímulos presupuestarios, la dosis requerida no crea unanimidad: Francia y Japón apuestan por cierta flexibilidad, pese a tener que reducir sus déficits.

Alemania, con más margen en ese campo, se muestra sin embargo reticente a esas opciones y exige reformas de fondo. Pero la mayor economía europea es ahora más "flexible que en los últimos tiempos", aseguró el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin.

"El G7 debe hacer más en términos de reformas estructurales para hacer más eficaz su economía, reforzar el sector de la oferta y relanzar las inversiones, incluyendo las inversiones en los países emergentes", afirmó Ivan Tselichtchev, profesor de economía en la universidad de gestión de Niigata (noroeste de Japón), en un correo electrónico enviado a la AFP.

- Riesgo de guerra de divisas -

El club de los países ricos tambièn trató de conjurar el riesgo de una "guerra de divisas", que resurgió recientemente cuando Japón dejó entrever la posibilidad de intervenir en los mercados de cambio para frenar la subida del yen, perjudicial para sus exportaciones.

"Si la percepción o la realidad [de una intervención] sirve para obtener una ventaja injusta, es algo perturbador para la economía mundial", declaró un alto funcionario del Tesoro estadounidense que participa en el G7 financiero.

Sapin había excluido la víspera cualquier posibilidad de usar el arma de las tasas de cambio para dar una ventaja competitiva a su economía y aseguró que "no puede haber" y "no habrá" una "guerra de divisas".

La situación de Grecia, agobiada por su deuda, también se coló en el orden del día de Sendai.

Moscovici aseguró que veía "al alcance de la mano" un acuerdo para reactivar el tercer plan de rescate financiero del país heleno, bloqueado desde hace varios meses.

El comisario europeo avanzó que las discusiones podrían cerrarse en la próxima reunión del Eurogrupo (ministros de Finanzas de la zona euro) del 24 de mayo.

La cuestión de la evasión fiscal, puesta en primer plano por las revelaciones de los papeles de Panamá, se discutirá el sábado.

Y aunque no hay ninguna declaración común prevista para el cierre de la reunión, se publicará un plan de acción contra la financiación del terrorismo, dando continuidad a iniciativas adoptadas después de los atentados de París del 13 de noviembre pasado.

afp_tickers

 AFP internacional