AFP internacional

Sirios caminan entre los puestos en una calle iluminada, en un barrio rebelde de la ciudad de Alepo, el 6 de marzo de 2016, tras la reconexión de la electricidad en el área después de seis meses de corte

(afp_tickers)

Un bombardeo rebelde causó 18 muertos, entre ellos una embarazada y tres niños, en un barrio kurdo de Alepo, en el norte de Siria, informó este miércoles el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El ataque, que se produjo el martes, dejó 70 heridos, entre ellos 30 niños, precisó el OSDH, que recordó que el ataque viola el acuerdo del alto el fuego en vigor desde el 27 de febrero.

"Un grave bombardeo causó el martes 18 muertos entre los civiles, entre ellos tres niños, una mujer embarazada y una anciana", precisó el OSDH. "Se trata de una violación muy clara del alto el fuego", declaró su director, Rami Abdel Rahmane.

El objetivo del ataque era el barrio de mayoría kurda Sheikh Maqsud, donde unos 50.000 habitantes se encuentran asediados entre los barrios controlados por el régimen y las zonas de rebeldes.

Los rebeldes, entre ellos el grupo islamista Ahrar al Sham, aliado de Al Qaida en Siria, continuaban este miércoles bombardeando Sheikh Maqsud, barrio desde cuyas alturas se pueden dominar las zonas del régimen, agregó el OSDH.

Según Abdel Rahmane, los rebeldes intentan tomar el control del barrio porque les permitiría tener "una rampa de lanzamiento para los ataques" contra las fuerzas gubernamentales.

Alepo, la antigua capital económica de Siria, se encuentra dividida desde 2012 en barrios rebeldes y en zonas controladas por las fuerzas del régimen de Bashar Al Assad.

Los kurdos, que representan cerca de un 15% de la población siria, intentaron evitar la confrontación con los dos bandos desde el inicio del conflicto, en 2011. Pero el aumento de la presencia del grupo Estado Islámico los ha llevado a combatir a los yihadistas en algunas regiones.

afp_tickers

 AFP internacional