AFP internacional

La gente se reúne frente a la Torre Trump en Nueva York para protestar contra el tratamiento a las mujeres de Donald Trump, el 17 de octubre de 2016

(afp_tickers)

Una multitud de mujeres se reunió frente a la Trump Tower de Chicago el martes en la última de una serie de protestas por los polémicos comentarios sexistas del candidato republicano a la Casa Blanca.

"Los hombres reales obtienen consentimiento" y "Los coños contraatacan" (#Pussygrabsback, hashtag que marcó tendencia en las redes sociales), versaban algunas de las pancartas.

Manifestaciones en Chicago y Filadelfia este martes, y el miércoles en Nueva York, repudiaron a Donald Trump por sus comentarios en una grabación de 2005 en la que se ufana de tomar a las mujeres por sus genitales sin ninguna consecuencia porque es una celebridad.

"El solo hecho de esté normalizando la cultura de la violación ... no es nada tranquilizador para nosotras", dijo Kristin Marks, presente en la multitud en su mayoría femenina que se congregó frente al rascacielos que lleva el nombre de Trump, en el centro de Chicago.

Blair Westover, quien votó por los republicanos George W. Bush y John McCain en elecciones anteriores, dijo que votaría por la demócrata Hillary Clinton este año a pesar de que no está de acuerdo con ella en muchos temas.

"No se trata solo de otro escándalo" sino "de un candidato presidencial que aboga por el contacto sexual no consentido (...), y eso es algo que no debemos aceptar como parte del debate", acotó.

A sólo tres semanas de las elecciones, las encuestas muestran a Trump bregando por el voto femenino tras la divulgación del video, que desencadenó una avalancha de acusaciones de parte de mujeres que dijeron haber sufrido sus abusos.

Las electoras en 13 estados decisivos -en los que probablemente se resuelva la elección- dan a Clinton 15 puntos de ventaja sobre Trump, según la última encuesta de CBS News. Hace un mes Clinton superaba al republicano por apenas cinco puntos.

Trump se ha disculpado por sus groseros comentarios en la grabación, pero también los minimizó como "charla vestuario". Su esposa Melania también les restó importancia en una entrevista con CNN, calificándolos de "conversación de muchachos".

afp_tickers

 AFP internacional