AFP internacional

Captura de pantalla de un video de KSTP 5 televisión de Minneapolis donde se puede ver un grupo de personas fuera del centro comercial de la ciudad de Saint Cloud donde tuvo lugar un ataque el 18 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

La policía de Minnesota y el FBI investigaban el domingo un ataque con arma blanca en un centro comercial de la ciudad de St. Cloud que dejó nueve heridos el sábado en la noche y que fue reivindicado por el grupo Estado Islámico.

El atacante, identificado por la prensa como un estadounidense de origen somalí, fue abatido por un agente que no estaba de servicio, indicó la policía. Según el diario St. Cloud Times, el agresor era Dahir Adan, de 22 años, estudiante de la universidad local.

El agresor "hizo varias referencias a Alá", dijo a periodistas Blair Anderson, jefe de policía de St. Cloud, una ciudad de 70.000 habitantes situada a unos 100 km al noroeste de Minneapolis.

"Hemos confirmado que le preguntó por lo menos a una persona si era musulmana antes de atacarla", precisó Anderson.

"Si fue un ataque terrorista o no, no quiero decirlo ahora, porque no lo sé", puntualizó, añadiendo que estaba en curso una investigación.

Sin embargo, el FBI, la policía federal estadounidense, dijo este domingo que investigaba el ataque como un "potencial acto de terrorismo".

El agente del FBI Rick Thornton, a cargo de la investigación del ataque, dijo a los periodistas en St. Cloud que las autoridades todavía no saben "mucho" sobre un posible vínculo internacional del agresor.

Este domingo, la agencia Amaq, que hace propaganda al Estado Islámico, afirmó que el atentado de Minnesota había sido perpetrado por un "soldado" de su organización.

El autor del ataque con cuchillo "era un soldado del Estado Islámico, que respondió a los llamados para tomar como blancos a los ciudadanos de los países miembros de la coalición de los cruzados", indicó Amaq.

Los heridos fueron trasladados a un hospital y tres de ellos permanecían internados.

El atacante entró en el centro comercial Crossroads Center, de esta ciudad de unos 70.000 habitantes, hacia las 20H00 locales (01H00 GMT).

Llevaba un uniforme de un servicio de seguridad privado y tenía al menos un cuchillo, precisó la policía.

El hombre sólo constaba en los registros policiales por infracciones de tránsito. El jefe de policía señaló que, por el momento, este ataque no parecía vinculado con otros incidentes.

Según el diario Star Tribune, que entrevitó al padre del agresor con la ayuda de un intérprete, el joven tenía 22 años. Había nacido en Somalia, pero había vivido en Estados Unidos los últimos 15 años.

En Minneapolis, principal ciudad de Minnesota, se encuentra la mayor comunidad de origen somalí de Estados Unidos, cuyas relaciones con las autoridades son a veces tensas.

En abril del año pasado, el FBI arrestó a seis jóvenes estadounidenses de origen somalí que intentaban unirse al grupo Estado Islámico en Siria.

El ataque ocurrió casi a la misma hora en que 29 personas resultaran heridas el sábado en la noche en la explosión de una bomba en Nueva York. El alcalde Bill de Blasio dijo que no había de momento indicios de una acción terrorista.

Las autoridades de Minnesota dijeron que ignoraban si ataque tenía relación con el artefacto explosivo que estalló en Nueva York.

"Hasta ahora no tenemos ninguna evidencia que sugiera que ellos están conectados", dijo el jefe Anderson a la cadena CNN.

afp_tickers

 AFP internacional