AFP internacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el 2 de agosto de 2016, en Washington

(afp_tickers)

El presidente Barack Obama defendió el martes el acuerdo de libre comercio transpacífico (TPP), blanco de ataques en Estados Unidos, al asegurar que es un arma contra la influencia económica de China en Asia.

"Si no establecemos reglas sólidas, normas que den forma al comercio y los intercambios en la región Asia-Pacífico, será China quien lo haga", dijo Obama a la prensa en la Casa Blanca.

Firmado en febrero tras cinco años de negociaciones, el acuerdo establecerá entre 12 países la mayor zona de libre comercio del mundo. Entre los socios están Chile, Perú y México.

Ese tratado que debe ser aun ratificado por los Congresos, incluido el de Estados Unidos, desata temores y es rechazado por los aspirantes a la Casa Blanca, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump.

Para Obama, el TPP incluye derechos que ningún acuerdo comercial prometido por China podría garantizar en Asia.

"China ya comenzó a exponer a todos los países de la región su propia versión de acuerdos comerciales y no incluyen normas sociales o ambientales ni medidas contra el tráfico de personas o la corrupción", dijo el presidente.

"Si Estados Unidos no crea reglas de alta calidad, serán las reglas chinas las que regirán en la región del mundo que registra más crecimiento" económico, añadió.

Los 12 signatarios del TPP son Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

afp_tickers

 AFP internacional