AFP internacional

Soldados iraquíes kurdos mantienen su posición en combate cerca de la localidad de Hasan Sham village, 45 km al este de Mosul, el 29 de mayo de 2016 durante una operación para recuperar las áreas tomadas por el grupo EI

(afp_tickers)

Las fuerzas iraquíes lanzaron este martes, con el apoyo de milicias chiíes, una operación para arrebatar al grupo Estado Islámico (EI) la localidad de Sharqat, clave en la reconquista de Mosul, última ciudad importante de Irak en manos del grupo yihadista suní, según fuentes militares.

Sharqat se encuentra en la orilla occidental del río Tigris, 260 km al noroeste de Bagdad y unos 80 km al sur de Mosul.

Las fuerzas iraquíes ya conquistaron varias localidades el norte de Sharqat, previo a la ofensiva sobre Mosul. Pero la participación de las milicias chiíes en estas operaciones frenó la progresión, pues las autoridades temían la reacción de la población de la región, mayoritariamente suní, si participaban las milicias.

"La operación para liberar Sharqat comenzó a las 05H30 locales (02H30 GMT) desde varios sectores, con el apoyo de las fuerzas de la coalición", informó Yahya Rasul, un portavoz del centro de coordinación iraquí de las operaciones contra el Estado Islámico.

"Estamos avanzando", aseguró a AFP. "Sharqat es importante, no podemos avanzar hacia Mosul si los terroristas controlan Sharqat", añadió.

La localidad se encuentra en el extremo norte de la provincia de Salahedin, que cuenta entre otras las ciudades de Samarra y Tikrit, cerca también de la provincia de Nínive, de la cual Mosul es la capital.

Ahmed al Assadi, portavoz de las Unidades paramilitares chiíes de movilización popular, también anunció una operación para tomar Sharqat.

Las milicias "y el ejército iraquí, apoyado por la Fuerza Aérea, lanzaron la operación para terminar de expulsar a los bandidos terroristas de las tierras usurpadas a Irak", afirmó.

Las unidades paramilitares chiíes están oficialmente bajo el control del primer ministro Haider al Abadi, pero varias de las milicias que conforman este cuerpo irregular responden a Irán. Han tenido un papel primordial en la reconquista de las zonas ocupadas por el EI desde 2014.

En estas unidades también combaten milicias tribales suníes que apoyan al Gobierno iraquí.

El presidente estadounidense, Barack Obama, estimó el lunes tras reunirse con Abadi al margen de la Asamblea General de la ONU, que se podría lanzar "con bastante rapidez" una ofensiva contra Mosul.

afp_tickers

 AFP internacional