AFP internacional

El director ejecutivo de la noruega Statoil, Eldar Saetre, habla durante una rueda de prensa celebrada el 4 de febrero de 2016 en Londres

(afp_tickers)

La brasileña Petrobras anunció el viernes la venta de su primer campo presal a la noruega Statoil por 2.500 millones de dólares, como parte de su plan para pagar su deuda y financiar nuevas inversiones.

El consejo de administración aprobó la noche del jueves la venta de su participación de 66% en el bloque exploratorio BM-S-8 (el campo Carcará) a Statoil Brasil, indicó la empresa en un comunicado.

"Esta operación forma parte de la política de gestión del portafolio de Petrobras, que prioriza inversiones en activos con mayor potencial de generación de caja a corto plazo y con más posibilidad de optimización de capital y de incrementos de escala", precisó.

La operación señaliza que Petrobras confía en que el Congreso aprobará el final de la obligación de ser operadora única del presal, con un mínimo de 30% de participación en sus pozos.

Los inmensos yacimientos del presal fueron descubiertos en 2007 y están ubicados a unos cinco kilómetros de profundidad bajo el suelo marino, frente a las costas de los estados de Rio de Janeiro, Sao Paulo y Espirito Santo.

El BM-S-8 está localizado en la cuenca de Santos, y actualmente es operado por Petrobras (66%) en colaboración con Petrogal Brasil S.A. (14%), Queiroz Galvão Exploração e Produção S.A (10%) y Barra Energia do Brasil Petróleo e Gás LTDA (10%). En este bloque ocurrió un descubrimiento en el prospecto exploratorio denominado Carcará.

La petrolera brasileña dijo que la transacción es una parte importante del plan de Alianzas y Desinversiones 2015-2016 de Petrobras y su conclusión está sujeta a la aprobación de los demás socios en el BM-S-8 y de los órganos competentes.

afp_tickers

 AFP internacional