AFP internacional

El estadounidense Michael Phelps, el sudafricano Chad le Clos y el húngaro Laszlo Cseh festejan sus medallas de plata luego de marcar los tres el mismo tiempo en los 100m mariposa de los Juegos de Rio de Janeiro, el 12 de agosto de 2016

(afp_tickers)

El dios del Olimpo, Michael Phelps, siguió acrecentando su leyenda este viernes al sumar su medalla olímpica 27 y su compatriota Katie Ledecky empieza a seguirle los pasos en una jornada de los Juegos de Rio-2016 en la que hizo su debut el atletismo, a la espera del Rey, Usain Bolt.

Phelps, de 31 años, el deportista más laureado de la historia olímpica, suma 27 medallas con la plata que ganó este viernes en los 100 m mariposa en la çultima prueba individual de su carrera.

Son 22 oros, cuatro de ellos conseguidos en Rio-2016, tres platas y dos bronces.

Curioso que Phelps no subió solo al segundo escalón del podio. Lo acompañaron dos viejos conocidos: el sudafricano Chad le Clos y el húngaro Laszlo Cseh, que registraron su mismo tiempo (51.14).

"Chad y yo tuvimos carreras en los últimos cuatro años y Laszlo, no puedo recordar cuando fue la primera vez que competí contra él. Quizás hace tanto como con Ryan (Lochte), así que es una manera especial y decente de finalizar mi última carrera individual", expresó el Tibruón de Baltimore.

El singapurense Joseph Schooling, que se impuso en los 100m mariposa, tendrá toda la vida para contar que su primer título olímpico se lo ganó a Michael Phelps.

Y si Phelps con 31 años llegó a 27 preseas, Katie Ledecky con solo 19 años parece encaminarse a convertirse también en leyenda.

La estadounidense ya tiene cinco medallas olímpicas en su corta historia, las cuatro que lleva ganadas en Rio-2016 -tres oros y una plata- y una de oro en Londres-2012 con solo quince años.

Ledecky revalidó hoy el título de los 800 m libres y completa la tripleta 200-400-800 m en dicho estilo, un hito que nadie lograba desde Debbie Meyer en los Juegos de México-1968.

- Irrumpe al atletismo -

Y mientras Phelps entona la despedida, aunque el sábado podría estar en el relevo 4x100 m combinados, el Rey Usain Bolt prepara su ingreso triunfal, que será este sábado con las eliminatorias de los 100 m masculino.

Pero este viernes el atletismo ya coronó a su primera reina, la etíope Almaz Ayana, que ganó la final de los 10.000 metros pulverizando el récord mundial, que mejoró en más de 14 segundos.

Ayana llegó a la meta con una marca descomunal de 29:17.45, dejando chiquito el anterior registro de la china Wang Junxia (29:31.78), que se había mantenido durante 23 años, desde que lo lograra en Pekín en 1993.

China, que en mayo ganó el Mundial de marcha por equipos, impuso su ley en la prueba masculina de 20 km, con el triunfo de Wang Zhen (1h19:14), seguido de Cai Zelin (1h19:26), en un uno-dos del país asiático.

El tercer título de la jornada lo obtuvo la estadounidense Michelle Carter en lanzamiento de bala, con un mejor registro de 20,63 metros.

- Latinoamérica suma con el judo -

Latinoamérica sumó medallas este viernes en el judo con Cuba y Brasil.

La campeona cubana de Londres-2012, Idalys Ortiz, tuvo que ceder su corona de la categoría de más de 78 kg en judo, tras perder contra todo pronóstico ante la francesa Emilie Andeol.

Éste era el único color de medalla que faltaba en el palmarés olímpico de esta cubana de 26 años, que también había ganado un bronce en Pekín-2008, donde se convirtió en la judoca más joven en conseguir una medalla en esta categoría de los pesos pesados.

El brasileño Rafael Silva, de 29 años, se colgó el bronce en la categoría de más de 100 kilos de Rio-2016 al derrotar al uzbeko Abdullo Tangriev y repitió el tercer lugar del podio que había logrado en Londres-2012.

- Rafa gigante -

Los españoles Rafael Nadal y Marc López ganaron la medalla de oro en el dobles masculino al imponerse en una intensa final a los rumanos Florin Mergea y Horia Tecau por 6-2, 3-6 y 6-4, en 2 horas y 28 minutos de juego.

"Para mí tiene un mérito increíble haber ganado este oro y estar en semifinales de individuales, cuando hace 25 días estaba sin apenas poder entrenar. Soñaba con al menos competir y poder ser abanderado de mi país, que me hacía mucha ilusión, pero tampoco quería venir aquí solo para llevar la bandera", declaró Nadal.

Este sábado Rafa se enfrentará en semifinales de singles al argentino Juan Martín del Potro, que eliminó a otro español, Roberto Bautista, por 7-5 y 7-6 (7/4).

"Cuanto menos piense en Rafa, mejor será para mi cuerpo", dijo Delpo sobre su próximo rival.

"Aquí estoy viviendo cosas emocionantes cada día. No dejo de llorar después de cada partido. No sé si me va a aguantar el corazón", agregó la Torre de Tandil.

Y si de vivencias emocionantes se trata, la puertorriqueña Mónica Puig tiene para contar.

La boricua de 22 años dejó a todos boquiabiertos con su pase a la final del torneo individual femenino después de deambular por el circuito de la WTA sin pena ni gloria.

Derrotó en la jornada a la checa Petra Kvitova por 6-4, 1-6 y 6-3 y le dará al tenis latinoamericano su novena medalla en la historia olímpica.

"Cuando juego con los colores de Puerto Rico soy otra persona, otra tenista. Para mí, representar a mi país es una prioridad", declaró Puig, número 44 del ranking de la WTA.

afp_tickers

 AFP internacional