AFP internacional

El secretario de Estado estadounidense John Kerry (D), escucha al ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, durante una reunión celebrada en París, el 9 de mayo de 2016

(afp_tickers)

La tregua acordada entre el régimen y los rebeldes en Alepo (norte), segunda ciudad siria en importancia, fue prolongada nuevamente por 48 horas, anunció el comando del ejército este lunes por la noche, en tanto Rusia y EEUU aúnan esfuerzos en busca de una solución.

"El 'régimen de silencio' se prolonga 48 horas en Alepo y su provincia, a partir de este martes a las 01H00 (lunes 22H00 GMT) hasta el miércoles a la medianoche" local (martes 21H00 GMT), precisó un comunicado del ejército.

Animadas por la detención de los bombardeos, muchas familias han regresado a sus hogares y las escuelas reabrieron en el sector de la ciudad controlado por los rebeldes.

En otras partes de Siria, como la provincia de Idleb (noroeste) controlada por la rama local de Al Qaida, al menos diez civiles, tres de ellos niños, murieron este lunes a causa de los bombardeos del régimen, que también provocaron numerosos heridos graves, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Es la segunda vez que tregua instaurada el jueves pasado a impulso de Rusia y Estados Unidos es alargada en la gran ciudad septentrional siria, dividida en un sector bajo dominio gubernamental y otro rebelde.

El sábado fue prolongada por primera vez y expiraba a las 00H01 locales del martes (21H01 GMT del lunes).

Este lunes, Rusia y Estados Unidos se comprometieron a "redoblar esfuerzos" en pos de un arreglo político de la guerra en Siria y a tratar de extender al conjunto del país este cese el fuego de la región de Alepo, en tanto apoyos de la oposición piden "garantías".

Antes de la tregua y su prolongaciones, los combates desde el 22 de abril habían dejado 300 muertos en Alepo, según el OSDH.

- Acuerdo entre Rusia y EEUU -

"La Federación de Rusia y Estados Unidos están decididos a redoblar esfuerzos para alcanzar una solución política del conflicto sirio", indicó un comunicado conjunto de los dos países, publicado en el portal internet del ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Por otra parte, este mismo lunes, el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, insistió en que las negociaciones de paz intersirias deben reanudarse "los más rápidamente posible", acompañadas de garantías sobre el mantenimiento de la tregua.

"Expresamos la voluntad de que se retomen las negociaciones lo más rápidamente posible", dijo, reclamando "garantías concretas sobre el mantenimiento de la tregua" y el acceso de ayuda humanitaria sobre el terreno, subrayó el jefe de la diplomacia francesa tras una reunión en París de una decena de países que apoyan a la oposición siria.

Moscú y Washington por su parte destacan "avances" en el acatamiento del cese el fuego, pero admiten "dificultades" persistentes "en ciertas zonas", así como "problemas de acceso humanitario a regiones asediadas".

"En consecuencia, hemos decidido confirmar nuestro compromiso" con el cese de hostilidades en Siria e "intensificar nuestros esfuerzos para asegurar su aplicación a escala nacional", asegura el documento.

Rusia promete "trabajar junto a las autoridades sirias para reducir el número de operaciones aéreas en zonas pobladas, principalmente por civiles o que participan del cese el fuego".

Estados Unidos, por su parte, se compromete a "aumentar el apoyo y la asistencia a sus aliados regionales para ayudarlos a impedir la circulación transfronteriza de combatientes, de armas o de recursos financieros para las organizaciones terroristas".

Las fuerzas gubernamentales y grupos rebeldes habían instaurado la semana pasada una tregua temporal en Alepo (norte), respaldada por Moscú y Washington, después de que el cese de hostilidades que entró en vigor el 27 de febrero en la segunda ciudad siria hubiese quedado rápidamente sin efectos prácticos. En esta jornada fue reconducida por dos días más.

- Momento crítico para Siria -

"La crisis siria se encuentra en un momento crítico y debemos redoblar nuestras fuerzas para reanimar al proceso de paz", suspendido a fines de abril en Ginebra sin haber logrado avances notables, destacó Ayrault.

Con este objetivo, una reunión del Grupo de apoyo internacional para Siria (GISS), integrado por 17 países, algunos que apoyan al régimen sirio (Irán, Rusia) y otros a la oposición, "deberá realizarse la semana próxima en Viena", agregó Ayrault.

En París, el ministro de Exteriores acusó al régimen de Damasco de ser responsable de "numerosas violaciones a la tregua", de bloquear a los convoyes humanitarios", y de "no haber demostrado la menor voluntad de avanzar" durante las conversaciones de Ginebra.

La ONU trata desde hace meses de mediar una salida negociada para un conflicto que desde marzo de 2011 dejó unos 270.000 muertos y provocó el éxodo de millones de personas.

Precisamente, este lunes en Eslovaquia, un agente de aduanas baleó a una refugiada siria cuando el auto en el que viajaba cerca de la frontera con Hungría no se detuvo a pesar de los disparos de advertencia. La mujer de 26 años fue operada con éxito, extirpándosele una bala de la espalda.

afp_tickers

 AFP internacional