AFP internacional

Estudiantes arrojan piedras a la pólicía en Montpellier, Francia, el 14 de abril de 2016

(afp_tickers)

Varios centenares de manifestantes incontrolados cometieron numerosas degradaciones la noche del jueves en París después de una concentración organizada en la plaza de la República, constató una periodista de la AFP.

Al principio, los manifestantes gritaban que querían ir al palacio del Elíseo para esperar al presidente François Hollande después de una intervención televisada en directo.

Pero un cordón policial desvió a los manifestantes y se dirigieron al norte de la capital.

Unos jóvenes, algunos encapuchados, rompieron a su paso lunas de escaparates, paradas de autobuses y vehículos eléctricos, desafiando a la policía.

Algunos arrojaron adoquines, otros recuperaban botellas y otros proyectiles en las basuras.

Poco antes de las 23H00 (21H00 GMT), en el norte de la capital francesa, la policía les ordenó dispersarse.

Los manifestantes se marcharon en grupitos y volvió la calma en medio de un importante despliegue policial.

Otro periodista de la AFP presenció después la detención de una decena de jóvenes a orillas del canal Saint-Martin.

Al mismo tiempo, reinaba por la noche un ambiente festivo en la plaza de la República, donde se reúnen desde hace dos semanas los seguidores del movimiento "Nuit debout" (Noche en pie), después de momentos de tensión durante el día entre jóvenes y policía, que hizo uso de lacrimógenos. Cuatro manifestantes sufrieron heridas, según la policía.

Seis personas fueron detenidas el jueves en la capital y cuatro estudiantes en las afueras, por violencias y ultrajes contra la policía, antes de un desfile convocado en París por organizaciones estudiantiles, según las autoridades.

Por la mañana, dos miembros de un centro escolar del este de París fueron agredidos por dos jóvenes, denunció el rectorado. Los estudiantes del centro reclaman la retirada del proyecto de ley laboral.

El primer ministro socialista Manuel Valls fue recibido en su visita a Mantes-la-Jolie (este de París) por medio centenar de manifestantes, alejados sin miramientos por la policía.

En Nantes (oeste) y Montpellier (sur), los desfiles registraron incidentes que se saldaron con 17 detenciones en la segunda ciudad. Cerca de Toulouse, unos 200 manifestantes perturbaron una conferencia del presidente de la patronal (Medef), Pierre Gattaz, sobre la "soledad" de los empresarios.

En Rennes (oeste), varias manifestaciones delante de restaurantes de McDonald's denunciaron "la evasión fiscal, la violación de derechos sindicales" y la reforma de la legislación laboral.

afp_tickers

 AFP internacional