AFP internacional

Las fuerzas de seguridad libias detienen a unos migrantes clandestinos que presuntamente querían cruzar el mar Mediterráneo para llegar a Europa, el 17 de abril de 2016 en Trípoli

(afp_tickers)

Unos 2.000 migrantes fueron socorridos el lunes en unas 15 operaciones de salvamento frente a las costas de Libia, indicaron los guardacostas italianos, que coordinan las operaciones en esta parte del Mediterráneo.

Dos buques militares italianos salvaron a más de 500 personas que viajaban en cuatro precarias embarcaciones, según estas fuentes.

Por su parte, dos barcos de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) que colaboran en las operaciones de búsqueda salvaron a 788 personas.

Además, un buque militar irlandés, el 'Roisin', intervino para salvar a varios cientos de personas, según los guardacostas italianos.

Y otro buque asistió a más de 400 personas, que a continuación pasaron a un buque guardacostas italiano.

Los guardacostas italianos no precisaron la nacionalidad de los migrantes.

Más de 34.000 personas han desembarcado en las costas italianas tras ser socorridos en el mar frente a las costas libias desde principios de año, según un recuento del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). Con el regreso del buen tiempo, previsiblemente las operaciones de salvamento aumentarán, al ritmo del incremento de las llegadas de migrantes desde las costas africanas.

La Unión Europea (UE) avaló el lunes ampliar el mandato de su misión naval de lucha contra el tráfico de personas en el litoral libio, 'Sophia', para incluir la formación de guardias costeros libios.

"Recibimos una carta" del primer ministro del Gobierno de unidad nacional libio, respaldado por la comunidad internacional, Fayez el Sarraj, "invitándonos a contribuir en el entrenamiento de los guardias costeros libios", explicó la titular de la diplomacia europea, Federica Mogherini. "Decidimos proceder a la planificación operacional" para poder empezar "lo antes posible" con esta formación, de la que se conocen pocos detalles, agregó Mogherini en una rueda de prensa al término de una reunión de ministros de la UE que adoptaron la decisión en Bruselas.

Los ministros también dieron su aval político a la extensión por un año del mandato de la misión naval, establecida hace un año, en abril de 2015, después del trágico naufragio en la costas libias de un buque con 850 migrantes. El mandato de la misión expira en julio.

La formación de la guardia costera libia, cuyos miembros serán "seleccionados" para evitar que deserten luego en favor de un grupo rival al Gobierno de unidad, será efectuada por uno de los seis buques de guerra que participan en la operación 'Sophia', señaló un alto responsable europeo.

El objetivo es intensificar las patrullas en las aguas territoriales libias, en donde no pueden operar los buques de la misión 'Sophia', lo que limita el alcance de esta operación contra las organizaciones criminales.

En su correo a la UE, el primer ministro El Sarraj, que aún no ha impuesto su autoridad en el conjunto del país, pide "un apoyo rápido para contribuir en el entrenamiento de la marina y de los guardacostas libios, así como del servicio de seguridad", dijo Mogherini.

afp_tickers

 AFP internacional