AFP internacional

Unos hombres miran los destrozos causados por presuntos ataques aéreos la noche anterior en la ciudad siria de Alepo (norte), el 13 de junio de 2016

(afp_tickers)

Rusia anunció la entrada en vigor de un alto el fuego de 48 horas en la ciudad siria de Alepo (norte), unas horas después de que Washington advirtiera al presidente sirio, Bashar al Asad, y a su aliado ruso sobre la necesidad de respetar el cese de las hostilidades.

"A iniciativa de Rusia, un 'régimen de silencio' entró en vigor en Alepo por 48 horas a partir de las 00H01 del 16 de junio (21H01 GMT del miércoles) con el objetivo de disminuir el nivel de violencia y estabilizar la situación", declaró el Ministerio ruso de Defensa en un comunicado.

Antes de este anuncio, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, había levantado el tono contra Damasco y su aliado ruso, frente a un recrudecimiento de la violencia en el norte de Siria.

"Es evidente que el cese de las hostilidades es frágil y está amenazado, y que es crucial instaurar una verdadera tregua", dijo Kerry, en referencia a un alto el fuego instaurado en febrero, impulsado por Moscú y Washington, que es sin cese vulnerado desde abril.

"Rusia tiene que entender que nuestra paciencia no es infinita. De hecho, (nuestra paciencia) es muy limitada respecto a saber si Asad rendirá o no cuentas", añadió Kerry en Oslo, donde se reunió con su homólogo iraní, Mohamad Javad Zarif.

Estados Unidos "también está dispuesto a pedir cuentas a los (grupos armados) miembros de la oposición (...) que continúan los combates violando el cese el fuego", agregó.

Además de la tregua, Rusia y Estados Unidos (que se opone a Bashar al Asad) respaldan un proceso de paz, que se encuentra actualmente en punto muerto, para poner fin a este conflicto que ha dejado más de 280.000 muertos y millones de desplazados en cinco años.

- 'Carrera de velocidad' -

En el terreno, los combates no cesaban.

Al menos 70 combatientes murieron en 24 horas en enfrentamientos entre tropas del régimen y rebeldes aliados con yihadistas al sur de la ciudad siria de Alepo, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Las tropas prorégimen, apoyadas por bombardeos de la aviación siria y rusa, lograron reconquistar Zeitan y Jalasa, dos pueblos al suroeste de Alepo que habían caído en manos de los insurgentes horas antes, añadió el Observatorio.

Al norte de Alepo, el régimen bombardeó la principal carretera de aprovisionamiento de los rebeldes y la región de Al Maleh, precisó el OSDH. "La carrera de velocidad para rodear Alepo está en marcha", destacó el director de esta oenegé, Rami Abdel Rahman, refiriéndose a esta gran ciudad, dividida entre sectores gubernamentales y rebeldes.

Un hospital en el que trabajaba personal de Médicos del Mundo fue destruido el martes por un bombardeo en los distritos rebeldes, en el este de Alepo, sin causar víctimas, afirmó la ONG.

En el plano humanitario, unas cincuenta organizaciones sirias de la oposición afirmaron en un documento que la acción de la ONU en Siria "viola los principios humanitarios y puede avivar el conflicto".

En un informe muy crítico, acusan a la ONU de "haber perdido de vista los valores humanitarios vitales de imparcialidad, independencia y neutralidad".

Según este informe, en abril de 2016, 88% de las entregas de alimentos se produjeron en regiones controladas por el régimen y 12% en sectores fuera de su control.

- 'Misión suicida' -

Cientos de miles de civiles se encuentran atrapados en localidades asediadas, en la mayoría de los casos por fuerzas gubernamentales, sin acceso a alimentos ni a ayuda médica.

"No ayudamos a los sirios según el lugar donde se encuentran sino según sus necesidades", reaccionó el coordinador humanitario de la ONU en Siria, Yaacoub El Hillo.

"Sería una misión suicida para los cooperantes cargar un convoy de ayuda sin autorización", insistió.

En cinco años de guerra, Siria se ha convertido en un territorio totalmente dividido donde combaten fuerzas del régimen, grupos rebeldes, yihadistas y kurdos, sin contar la implicación de fuerzas extranjeras, como los países occidentales de la coalición internacional antiyihadista.

afp_tickers

 AFP internacional