AFP internacional

El logotipo de la constructora Saudi Binladin Group fotografiado el 20 de septiembre de 2001 en su sede en Yedá, Arabia Saudí

(afp_tickers)

El gigante saudí de la construcción Saudi Binladin Group, que despidió a decenas de miles de trabajadores a causa de problemas económicos, declaró el jueves que había empezado a pagar los salarios atrasados a su personal.

"Hemos conseguido finalizar el pago de unos 10.000 empleados", declaró a la AFP el portavoz del grupo, Yasin Alatas.

Después de décadas de crecimiento, alentado por jugosos contratos públicos, Saudi Binladin Group tuvo que enfrentar, como numerosas empresas, las dificultades de la economía saudí, mientras el Estado se aprieta el cinturón por culpa de la caída de los precios del petróleo.

El portavoz señaló que la transferencia de los salarios se hacía en coordinación con el Ministerio de Trabajo y de Asuntos Sociales. "Vamos a hacer lo mismo con los otros grupos" de empleados desde que haya un flujo de dinero "por parte de nuestros clientes", en este caso, el Gobierno.

Saudi Binladin Group está en el punto de mira de las autoridades desde que en septiembre de 2015 se hundiera una grúa en el recinto de la Gran Mezquita de La Meca, lo que le costó la vida a 109 personas.

La semana pasada, un periódico saudí informó sobre el despido del grupo de unos 77.000 trabajadores extranjeros, agregando que la compañía también podría echar a 12.000 saudíes.

afp_tickers

 AFP internacional