AFP internacional

Un grupo de personas protesta contra el ajuste de tarifas dipuesto por el gobierno argentino el 29 de junio de 2016 en Buenos Aires

(afp_tickers)

La batalla judicial iniciada por usuarios en Argentina para frenar ajustes de tarifas que van de 200% a 2.000% tuvo otro capítulo este lunes al ser suspendidos por la justicia los aumentos en Córdoba, el segundo distrito más poblado.

"La necesidad de mayores recursos no puede tornar en inaccesible un servicio imprescindible para los ciudadanos", dijo la cámara federal al ordenar que se vuelva atrás con las facturaciones de gas natural, sin aplicar los incrementos.

Una ola de reclamos en los tribunales recorre el territorio de Argentina en rechazo a los reajustes de tarifas de luz, gas y agua. Los usuarios los consideran imposibles de pagar. En la fría Patagonia (sur) se organizaron protestas callejeras.

Una pequeña empresa que pagaba mensualmente 1.500 pesos (100 dólares) la tarifa de gas en la capital argentina o en la provincia de Córdoba ahora debe afrontar un gasto en torno a los 20.000 pesos (1.300 dólares), según casos difundidos por la prensa.

El conflicto judicial está por llegar a la Corte Suprema. El gobierno del presidente Mauricio Macri (alianza de derechistas y socialdemócratas) dispuso el 'tarifazo' en marzo con el argumento de que estaban retrasados los valores.

Macri culpó por la situación al gobierno anterior, de la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015, peronista de centroizquierda). El gobierno kirchnerista sostenía que las tarifas son una cuestión política y que el Estado debe subsidiar a los sectores de menores recursos.

Macri eliminó los subsidios salvo en los casos de personas en extrema pobreza que reciben una asignación universal por cada hijo o de jubilados que ganen el salario mínimo.

Sectores de la oposición afirman que se podrían reajustar las tarifas en forma paulatina. Afirman que se debe contemplar la caída en el poder adquisitivo de los salarios y los ingresos de pequeñas y medianas empresas frente a una inflación sin tregua del 40% anual.

La economía está técnicamente en recesión con caída del consumo en casi todos los rubros, según el instituto de estadísticas Indec. Consultoras económicas estiman para 2016 una baja del Producto Interno Bruto (PIB) entre el 1% y el 2%.

afp_tickers

 AFP internacional