AFP internacional

Humo procedente de la planta química en Ludwigshafen, en el oeste de Alemania, a consecuencia de la explosión ocurrida el 17 de octubre de 2016

(afp_tickers)

La policía alemana encontró este miércoles un nuevo cuerpo sin vida en la dársena de la fábrica química de BASF, lo que eleva a tres el número de víctimas mortales por la violenta explosión ocurrida el lunes.

"Los buzos de la policía recuperaron a las 12h30 (locales, 10h30 GMT) en el puerto de Landshafen Nord el cuerpo sin vida de un hombre", indicó la policía de Ludwigshafen (suroeste) en un comunicado.

La identificación formal aún está en curso.

Además de los tres muertos, la explosión seguida de incendio del lunes dejó seis heridos graves y 17 leves.

Las causas de este accidente todavía no han sido aclaradas.

La fábrica química de BASF emplea a 36.000 personas.

afp_tickers

 AFP internacional