AFP internacional

Un modelo vintage de Volkswagen Beetle, aparcado delante de un concesionario del fabricante de automóviles alemán en Seúl el 2 de agosto de 2016

(afp_tickers)

Seúl suspendió este martes la venta de 80 modelos de Volkswagen e infligió a la constructora alemana de automóviles una multa de 14 millones de euros por problemas de homologación, al tiempo que está en marcha una investigación sobre el escándalo de motores trucados.

El Ministerio de Medio Ambiente precisó que esta prohibición afecta a 83.000 vehículos correspondientes a 80 modelos que debían ser vendidos y que la suspensión está relacionada con documentación falsificada sobre los niveles de emisiones y de ruido.

"La falsificación de documentos es una violación grave que mina todo el proceso de homologación", declaró en una rueda de prensa Hong Dong-Gon, un responsable ministerial.

El grupo deberá abonar asimismo una multa de 17.800 millones de wones (14,3 millones de euros).

El grupo de Wolfsburg se adelantó hace dos semanas al anunciar la suspensión temporal de la venta en Corea del Sur de varios modelos por un problema de homologación.

Un portavoz de Volkswagen explicó la decisión por unas "irregularidades" en el proceso de homologación de los modelos y por discusiones con las autoridades surcoreanas acerca de los datos facilitados por la constructora, como las dimensiones, peso o tipo de motores.

Al ordenar la retirada de tres modelos, Hong precisó que no será necesaria en el caso de los otros modelos, aunque en algunos los documentos fueron falsificados, ya que no tienen ninguna pieza defectuosa.

No obstante, indicó que el proceso de homologación de los Volkswagen será a partir de ahora mucho más estricto y largo.

"No se tratará sólo de comprobar los documentos. Llevaremos a cabo un examen profundo que incluirá inspecciones en la planta y, si es necesario, visitas a la sede alemana", dijo.

Una portavoz de Volkswagen Corea deploró la decisión de Seúl.

"Pero Corea del Sur sigue siendo un mercado muy importante para nosotros y vamos a intentar avanzar rápidamente en el proceso de rehomologación", dijo.

Un ejecutivo de la rama surcoreana de Volkswagen fue detenido a finales de junio en el marco de la investigación del escándalo de los motores trucados.

El grupo de los doce marcas (Volkswagen, Audi, Seat, etc.) reconoció en septiembre pasado que había traficado un programa informático instalado en 11 millones de vehículos en el mundo con el fin de hacerlos pasar por menos contaminantes de lo que son.

En noviembre, el Gobierno surcoreano ordenó a Volkswagen que retirara 125.500 vehículos de gasóleo vendidos en el país e impuso a la constructora una multa de 14.100 millones de wones (11,3 millones de euros).

La decisión anunciada este martes significa, según el Ministerio de Medio Ambiente, que Seúl ha anulado la homologación de un 68% de los Volkswagen vendidos en el país desde su entrada en el mercado surcoreano en 2007.

Las ventas de Volkswagen en Corea del Sur se desplomaron un 33% el primer semestre, a 12.463 unidades. El grupo había vendido 69.000 vehículos en el mercado surcoreano en 2015.

afp_tickers

 AFP internacional