Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ex primer ministro británico Tony Blair en una rueda de prensa en Londres, el 6 de julio de 2016

(afp_tickers)

El ex primer ministro británico Tony Blair pidió este viernes a los partidarios de seguir en la Unión Europea que defiendan sus convicciones y luchen para anular el Brexit.

"No es momento para la retirada, la indiferencia o la desesperanza, sino que es tiempo de alzarse en defensa de nuestras convicciones", dijo el político laborista en un discurso en Londres.

"No sé si tendremos éxito, pero sé que sufriremos el veredicto rencoroso de las futuras generaciones si no lo intentamos", añadió Blair.

Para el ex primer ministro, "la gente votó sin conocer los verdaderos términos del Brexit. A medida que esos términos se perfilan, tienen derecho a cambiar de opinión" respecto al referéndum del 23 de junio. "Nuestra misión es convencerlos", añadió, llamando a crear un movimiento que una a todos los grupos y políticos que, a derecha e izquierda, quieran seguir en la UE.

Blair acusó al Gobierno de la conservadora Theresa May de buscar "el Brexit a cualquier precio", colocando al país "al borde del precipicio" por renunciar a las ventajas económicas de pertenecer al bloque solo por controlar la llegada de inmigrantes europeos.

Sin embargo, "para mucha gente, el centro de la cuestión de la inmigración (...) es la inmigración de países no europeos, especialmente de diferentes culturas, con los que la asimilación y las potenciales amenazas a la seguridad pueden ser un problema", admitió Blair.

La popularidad y reputación de Blair, primer ministro entre 1997 y 2007, se vieron gravemente dañadas por la guerra de Irak. Al mismo tiempo, sigue conservando influencia sobre un sector del Partido Laborista y fue el primer ministro británico más europeísta del que se tiene memoria.

Su decisión de no imponer una moratoria a la libre circulación de ciudadanos de países del este de Europa tras su entrada en la UE, abriendo las puertas a cientos de miles de inmigrantes, es señalada como una de las causas de la rebelión contra Europa.

Entre las reacciones al discurso las hubo incluso de miembros de la campaña para permanecer en la UE, resignados a admitir el resultado del referéndum.

"No todos los partidarios de seguir en la UE están de acuerdo" con combatir el Brexit, escribió en la red social Twitter Lucy Thomas, una de las dirigentes de la campaña pro-UE en el referéndum.

"El Brexit fue el resultado de un voto democrático y hay que trabajar para que funcione lo mejor posible, no combatirlo", añadió.

Más duro fue el diputado conservador y exministro Iain Duncan Smith que dijo que el discurso "muestra lo arrogantes y alejados que están él y sus amigos de la élite".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP