AFP internacional

Matthias Muller, director general de Volkswagen, asiste a la presentación del modelo Tiguan GTE Active Concept SUV el 11 de enero de 2016 en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica, en Detroit (EEUU)

(afp_tickers)

Tres concesionarias estadounidenses de Volkswagen (VW) demandaron al fabricante alemán por el caso de los motores diésel trucados, informaron el miércoles sus abogados.

Esta acción judicial fue presentada ante un tribunal de Illinois (norte) por los abogados como la primera de su tipo iniciada desde que se desató el escándalo, en septiembre del año pasado. Ello a pesar de que otras concesionarias ya se han asociado en una demanda colectiva en California.

Las tres empresas, que también formaron una acción colectiva, acusan a VW de haber "abusado intencionalmente de sus concesionarias al instalar un software engañoso en sus vehículos diésel", según un comunicado.

Reclaman al grupo automotor haberlas convencido de dedicar espacios para vender vehículos supuestamente limpios cuando en realidad violaban las normas medioambientales estadounidenses.

Los demandantes reclaman una indemnización, de monto no precisado, para cubrir sus pérdidas vinculadas a la depreciación de los vehículos afectados.

El grupo alemán decidió suspender la venta de los modelos implicados en el escándalo, pero no ha procedido a retirar los cerca de 600.000 que hay en Estados Unidos.

Contactado por la AFP, VW no ha dado una respuesta de inmediato.

afp_tickers

 AFP internacional