AFP internacional

El inspector jefe de la Policía de Nueva York Bill Bratton discursa durante la graduación de nuevos miembros de la policía de Nueva York en una ceremonia en el Madison Square Garden el 1 de julio de de 2016 en Nueva York.

(afp_tickers)

Tres hombres estadounidenses fueron detenidos e inculpados este martes por abrir con un soplete un pasaje a las cámaras acorazadas de dos bancos en Nueva York y robar más de 5 millones de dólares en un golpe de película.

Los sospechosos fueron detenidos tras una minuciosa investigación de la policía y el FBI de los robos de una sucursal del banco HSBC en el barrio Brooklyn en abril y de otra del banco Maspeth Federal Savings Bank en el barrio Queens en mayo, informaron las autoridades.

Los tres inculpados formaban parte de un equipo que perforó los techos y las cámaras acorazadas de los bancos con sopletes de acetileno.

Tras forzar el cerrojo de las cajas fuertes, lograron llevarse millones de dólares en efectivo, diamantes, joyas y otros objetos de valor, indicaron los fiscales.

Del HSBC se llevaron 330.000 dólares y del banco Maspeth robaron 296.000 en efectivo y 4,3 millones de dólares en objetos de valor.

"Estos asaltos parecen escenas sacadas de la película 'Heat', el trabajo de un grupo que estaba bien organizado, era meticuloso y se escabullía de las fuerzas del orden", comentó el inspector de la Policía de Nueva York Bill Bratton.

En la película de Hollywood de 1995 "Heat", en la que actúan Robert de Niro y Al Pacino, una banda de ladrones asaltan un banco pero dejan una huella.

"Nuestros equipos forenses buscaron cualquier resto de prueba" a pesar de que los ladrones dejaron muy pocos rastros, indicó Bratton.

En el robo del banco en Queens los ladrones construyeron una choza de madera contrachapada en el techo para ocultarse.

La policía logró detener a los tres hombres luego de rastrear el origen de la madera contrachapada a una ferretería y los sopletes a un soldador de Brooklyn, informó la policía.

De ser condenados, los tres sospechosos podrían ser sentenciados a 20 años de cárcel.

afp_tickers

 AFP internacional